Según estudios de TheClinic.cl, el ataque de María Música Sepúlveda a la ministra de Educación Mónica Jiménez no habría sido un hecho aislado. Al contrario, sería parte de un concienzudo programa elaborado por el comité de propaganda del Colegio de Profesores para potenciar subliminalmente su imagen.

La prueba:

Aunque sobran los comentarios respecto a las similitudes entre uno y otro, es bueno hacer algunas precisiones:

  • El logo del colegio de Profesores es una abstracción de las letras C y P.
  • El rectángulo sería la representación de la unidad monolítica del gremio.
  • La relación con un jarro de schop no sólo es formal, sino que sería un llamado de alerta respecto al creciente alcoholismo que afecta a los alumnos y, sobre todo, a los académicos.
  • El logo no tiene diseñador conocido. Al menos nadie se hace responsable de él.
  • Según nuestro experto dibujante Alen Lauzán, ex ilustrador del periódico Juventud Rebelde de Cuba, el logo representa a un sonriente payaso:
  • A partir de esta representación, estaríamos en condiciones de sostener que la educación chilena fue, es y será un asunto para la risa, aunque el análisis detallado de la imagen nos evoca la idea de un payaso falsamente feliz, que ríe por fuera pero llora por dentro. Es decir, un payaso triste, que es lo que sugiere permanentemente el rostro de Jaime “Bigotito” Guajardo, presidente del colegio.