Desde la semana pasada, Ornella, la leyenda de acompañantes y escorts de Santiago, ha vuelto a publicarse en Internet. Y le ha ido muy bien, dice. Pero no es que quiera volver definitivamente al negocio que la hizo famosa: sus planes contemplan convertirse en empresaria, instalándose con una agencia de chicas vip chilenas e italianas y entrar de lleno a explotar una cantera de mármol que tiene en Calama. Esta mina se hace minera.

por Pablo Vergara

Ornella, la elegante dama de compañía de la clase alta chilena que se formó en Italia y se transformó en leyenda en las noches cuicas santiaguinas, decidió regresar a las pistas después de pasarse un año dedicada a la familia. La decisión de volver a publicarse en la web sexo.cl viene aparejada de la necesidad de echar a andar una mina de mármol que por estos días hereda. Ornella tiene que conseguir dinero para inyectarle a su proyecto de extracción minera y para eso tiene que seguir publicitándose en Internet mientras crea su agencia de damas de compañía.

¿Y con esa agencia qué vas a hacer?
-Pretendo tener niñas escort sólo de primer nivel, con clase. Ellas van a ser acompañantes para darles una oportunidad. Lo que hagan ellas con el resto de su vida, no es tema.

¿Prostituirse?
-No exactamente, no necesitas eso. Un hombre no te pide una niña sólo para eso. Cuando vas a Estados Unidos, u otros países, también te piden una acompañante. Yo quiero tener una línea de gente educada, con cultura, con clase. Eso no implica prostitución. Puede ser una manera de ayudar al resto de la gente. Se trata de alguien que te acompañe cuando vienes de afuera y buscas gente que te guste. Será una agencia de acompañantes.

¿Cuántas mujeres vas a tener?
-Pocas pero buenas. No va a estar concentrado. Cada una con sus hijos en sus casas y cuando yo las necesite vamos a tener la reunión. Chilenas e italianas, que pretendo lleguen luego.

¿Eso no es trata de blancas?
-No. Son dos amigas mías que se vienen y ellas se independizarán o harán lo que quieran o se van conmigo a la cantera de Calama donde vamos a sacar mármol travertino.

¿Y qué tarifas vas a tener?
-Entre 150 y 300 mil. Lo que ellas quieran hacer después es problema de ellas. Lo mío va a ser acompañantes.

LA MINA DE LA MINA

¿Esto es por la cantera de mármol?
-Sí. La cantera ahora no funciona. Los trabajadores pararon porque no hemos tenido dinero para inyectarle. Al mes se le ponían entre 50 y 60 millones. Es una cantera que se abrió hace tres años y en seis meses más estamos explotando al 100%.

¿La idea es financiar la cantera con tu negocio?
-Claro. Yo tengo que seguir inyectando plata para que esta gente tenga sus sueldos como corresponde y vuelvan a trabajar.

¿Y es legal esto?
-Por supuesto. Cien por ciento legal.

¿No te van a acusar de lavado de dinero?
-De nada porque está todo impecable. Jamás he estado metida en drogas ni en lavado de dinero ni en nada de eso. Lo que pusieron la otra vez de tráfico de drogas es mentira: me acusaron finalmente de violación de domicilio.

¿Cuánto tienes que juntar?
-Ojalá, cien millones. Para inyectarlos y ayudar a estos trabajadores peruanos que trabajan con nosotros, que necesitan comer, mandarle plata a su familia. Cuando ellos pararon, les dije “chiquillos, OK, yo les voy a ir a buscar el sueldo”. Me respondieron “Patrona –porque me dicen así-, pero cómo”. Les dije que pararan no más y ahora tengo que viajar a Calama a comprar petróleo para que ellos empiecen a hacer sus cosas.

¿Ellos saben que te dedicas a esto?
-Creo que ya se lo imaginan. Ya me han visto y la verdad es que no tengo ningún problema. Seguramente me han visto, pero jamás van a hablar. Son hombres y este es un tema para hombres.

Son cien millones. ¿Cuánta pega es eso?
-Mira, es relativo. Un día puedes tener una pega en que te ganas un millón de pesos y al otro día haces 500 mil y pasado mañana viene un artista y te ganas dos millones.

¿Vas a seguir saliendo con gente?
-Voy a seguir acompañando a mi gente, acompañando a mis amigos. No voy a poner una tarifa especial porque considero que aquí no hay tarifa, pero sí espero una manito de ellos también.

¿Y cómo te ha ido desde que te publicaste otra vez?
-Súper.

¿Y qué es súper?
-Primero, que me llame gente que quiero, que estimo, que me da placer. Y segundo: que tengo citas para confirmar, debiera tener diez visitas al día.

Diez visitas.
-Solamente que obvio que el físico no responde. Tú las vas corriendo y vas organizando y abres una agenda.

¿Cuántas visitas tienes al día?
-Cuatro o cinco.

¿Cuánto rato cada una?
-Depende. Y las cifras también dependen. Pero nunca bajan de 180 o 200 mil. Nunca.

LA VIDA

¿Y qué lleva a una mujer como tú a prostituirse?
-La separación de mis padres, el abandono de hogar de mis padres, ver a mi madre desesperada.

¿A ti te llevó una amiga?
-No es que me haya llevado, no puedo culparla. Ella me habló de esto y dije voy a tener que hacerlo. Empecé ganando 15 mil pesos. Una llega por la desesperación. Si no la hubiera conocido a ella, probablemente no se me hubiera ocurrido jamás o quizá habría empezado a los 20 años.

O estarías casada, viviendo en la Florida.
-O en Puente Alto. O Maipú. Donde fuera.

¿Y esa vida no te gustaba?
-No es eso. Tuve una infancia bonita al lado de mis padres. Pero después ver a mi madre lamentarse y no tener qué comer y a mis hermanos llorando… En ese tiempo yo era la niñita bonita y la única que podía hacer cosas. Y partí haciendo eventos, cosas así, y en los mismos eventos conocí a gente que hacía esto y vi la cantidad de plata que ganaban y dije aquí puedo tener mi vida, mi casa, ser independiente. Porque acá una no puede ser independiente, como mujer no tienes mucho acceso a ganar más que un hombre. Una mujer tiene los mismos derechos que el hombre. ¿Por qué tenemos que esperar que el papito corazón nos dé la pensión alimenticia? Si quieres a tu hijo, ayúdalo. Pero la verdad es que no voy a esperar que el papá de mis hijos, que nunca me ayudó, lo haga. Por eso lo hice. Después, cuando personas a las que recibí amablemente estando en Italia me dieron vuelta la cara, me di cuenta que como María Angélica estaba sola mientras que como Ornella sí que tenía gente a mi lado.

EMPRESARIOS Y ESTADO

¿Cómo son los empresarios chilenos?
-Hay algunos que son excelentes. Los trabajadores, sí, debieran exigir más y los empresarios ser más consecuentes con el trabajo que hacen sus empleados. Mira, en vez de preocuparnos del Transantiago, preocupémonos de la gente. A nosotras, por ejemplo, el gobierno no nos protege, sólo nos critica. Esto es un trabajo más y podría ser un impuesto para inyectarle dinero al gobierno para que ellos arreglaran las cosas de la gente, como se hace en Holanda. Yo he pagado siempre mis impuestos. Boleteo por eventos.

¿Y por qué tendría el gobierno que protegerlas?
-Porque este es un sistema que tenemos las madres solteras sin protección alguna y sin familia para poder darle de comer a nuestros hijos y poder vivir bien nosotras también.

Eso lo dices tú, que tienes mucha plata.
-Yo he invertido plata en esto. Mucha. También en esta cantera.