Según el ranking de probidad elaborado por Transparencia Internacional, donde Chile ocupa el lugar 23, Somalía es el país más corrupto del mundo, con un punto sobre 10, lo significa que ninguna de sus instituciones funciona en un grado mínimo, y que todo se decide por la ley del más fuerte. La periodista argentina Natalia Pettinari es la autora de este interesante artículo acerca de la nación africana, que nnos sirve para tener un ligero acercamiento a esta tierra dominada por la guerra y el hambre.

“Estoy al lado de mi hermano; mi hermano y yo estamos al lado de mi primo; mi hermano, mi primo y yo estamos al lado del mundo.” -Dicho popular somalí

Según un informe de la Minneapolis Foundation se estima que los porcentajes de inmigrantes viviendo en Minnesota son los siguientes:

17% de europeos.
40% de asiáticos.
24% de latinos.
13% de africanos.

De estos grupos, los somalíes (dentro de los inmigrantes africanos) son los que mas extrañan y esperan regresar a su país algún día. Esto sucede porque, entre otras cosas, es el grupo que más recientemente arribó a los Estados Unidos. En la década del 70 el porcentaje de somalíes en relación con el resto de los africanos en Minnesota fue del 1%, en los 80 del 8% y en los 90 del 90%. Prácticamente todos ellos entraron como refugiados.

El mundo somalí es alucinante y está lleno cosas nuevas, al menos para mí, que sólo sabía sobre la Guerra con Etiopía por el territorio de Ogadén y alguna que otra cosa sobre su relación con la URSS.

Somalía es llamada “el cuerno de Africa” porque la forma de su territorio es la del cuerno de un rinoceronte. Según la página oficial de la CIA, con datos actualizados el 20 de Marzo del 2008, no se puede conocer el número exacto de habitantes de Somalía por la gran cantidad de nómades que existe, por los refugiados y por los conflictos. El último censo se hizo en 1975, y con esos datos, se estima que la población hoy debe ser de unos 9.118.773 habitantes. De ellos, el porcentaje que sabe leer y escribir es del 37.8%, de los cuáles el 49.7% son hombres y el 25,8% son mujeres.

Sociedad de clanes

Somalía es un país muy seco. Todo depende de la lluvia para su existencia. Cuando ésta escasea las consecuencias son desastrosas, como ocurrió entre 1978 y 1981 cuando desesperadamente se tuvo que llamar a ayuda internacional por hambruna generalizada, enfermedades de pulmón, tuberculosis, malaria y falta de necesidades básicas como comida, agua, higiene. Somalíes de todo el territorio caminaron muchísimas millas para arribar a campos de refugiados.

Somalía es un estado relativamente nuevo, maldecido como toda África, por la colonización europea, que lo único que hizo fue complicarle más la existencia. En los 70 mantuvo estrechas relaciones con la URSS, pero siempre mal manejada y con peleas internas por el poder que sumado a la mala situación económica hizo que también durante los 90 necesitara ayuda internacional.

Esta es la parte mala del cuerno de África que muchos conocen. Pero hay otra parte de su historia sumamente rica en cultura que quiero compartir, como por ejemplo el camello.

El camello en la cultura somalí es primordial. Cuánto más rica es una familia, más camellos tiene y para saber que posición ocupan en la sociedad se toma como criterio la cantidad de camellos que posee. Pero no sólo usan al animal para transporte sino que también los sacrifican en festividades religiosas o los intercambian como un símbolo para recomponer o cultivar una relación. Y eso no es todo, el camello ha sido inspiración de muchos poemas y canciones.

Somalía es llamada “nación de poetas” porque la mayoría comparte un gran amor por la poesía y tiene una gran tradición oral que hizo innecesaria la escritura del idioma y este recién se crea en 1972. La facilidad de discurso es muy valorada, las actividades como político o líder religioso dependen en gran parte de su habilidad con el lenguaje. Esto esta relacionado con la importancia del rezo.

Tener sentido del humor para ellos es esencial, como dice un proverbio somalí: “A un hombre con sentido del humor nunca le faltan ni las palabras ni la acción.” La importancia de los proverbios juega un rol muy importante en el habla cotidiana. Uno de los mas populares que reflejan la necesidad de la unión y que es la primera vez que escucho es “juntos los dientes pueden cortar.”

El sistema social de este país africano es muy interesante. Este gira en torno a clanes. Hay 6 clanes primarios. Para ser miembro del sistema social somalí se debe pertenecer a uno de estos clanes (muchas veces árabes y persas que al emigrar inventaban sus raíces para ingresar al sistema.) Cuando el clan familiar se vuelve muy grande y difícil de manejar por sus líderes, se crean sub-clanes que crean contratos con derechos y obligaciones para sus miembros. La lealtad de un somalí está siempre primero hacia su familia inmediata, le sigue su linaje inmediato, luego el linaje del clan y finalmente el clan familiar.

La sociedad está basada en el dominio masculino. Esto se debe a la religión musulmana, que se expandió en la región en el siglo XI y que es practicada por más del 80% de los habitantes. Somalía es de la rama de los musulmanes sunníes, lo que significa que creen que los líderes religiosos deben ser elegidos por el pueblo, a diferencia de los musulmanes shiíes, que creen que solo los descendientes de Mahoma deben ser los líderes religiosos.

Entre una de las cosas que te contaba al principio del porque no se puede saber con exactitud el número de habitantes es la gran cantidad de nómades. ¿Cómo es la vida yendo de un lado para el otro?

Como los recursos de agua son escasos los somalíes están acostumbrados a moverse continuamente, recorriendo el país con sus rebaños de ovejas, cabras y camellos en busca de agua y nuevos pastizales. Una vez que encuentran un lugar para estar un tiempo, construyen su casa provisoria con ramas y pieles de animales que transportan en el lomo de camellos o burros. .

La tierra de Iman

Los somalíes son gente bien parecida, flacos, altos, con rasgos atractivos y fina piel, pero son negros, y eso es una desventaja en un mundo racista. Iman, una reconocida modelo casada con David Bowie, es somalí. Actualmente esta retirada del espectáculo y tiene su propia agencia de cosméticos para mujeres de piel negra.

A pesar de ser bien educada y hablar 5 idiomas, siempre fue descrita, según Susan Hassig, autora del libro “Cultures of the world: Somalia,” como una pastora de ovejas. Iman, al hacerse famosa, se ausentó de su país por 25 años. En 1992, cuando recién volvió a su tierra nativa quedó muy impresionada con la hambruna y los campos de refugiados. Esto la llevo a realizar un documental sobre este país.

En Somalía la esperanza de vida es de 48.84 años. Actualmente no tiene un gobierno nacional permanente, es transicional parlamentario y federal. No tiene embajada en los Estados Unidos, la retiró en Mayo de 1991. Estados Unidos tampoco tiene embajada en Somalía.

Cuando un Somalí saluda a otro no le dice “hola,” le pregunta “¿Hay paz?” Y la respuesta es “Hay paz.” Cuando quiere saber cómo está, no le pregunta “¿cómo estás?”, le dice “Háblame de ti.” En Somalía “buen tiempo” significa “está lloviendo”.

Bibliografia:

-Diana Briton Putman and Mohamood Cabdi Noor, “The Somalíes. Their history and culture.” CAL Refugee Fact Sheet #9. The Refugee Service Center, 1993. www.cal.org.
-Susan M. Hassig, “Somalía. Cultures of the world.” Marshall Cavendish Corparation, Tarrytown, New York, 1997.
-Salome C. Nnoromele, “Somalía. Modern Nations of the world.” Lucent Books, Inc. San Diego, CA, 2000.
-The Minneapolis Foundation, “Immigration in Minnesota. Discovering common ground.” October 2004. www.MinneapolisFoundation.org.
-Wilder Research Center, “Speaking for themselves. A survey of Hispanic, Hmong, Russian, and Somalí immigrants in Minneapolis Saint Paul. November 2000. En www.wilder.org/reseach.
-Natalia Pettinari está finalizando la licenciatura en “Relaciones Internacionales” en la Universidad Nacional de Rosario. Vivió un año en Minneapolis, Estados Unidos donde estudió “Periodismo” en Augsburg College y trabajó en el “Departamento de Noticias” de KFAI Community Radio. Es Locutora Nacional y actualmente trabaja en Radio Boing de Rosario.