La quiebra de Lehman Brothers no sólo preocupó en Chile por la bola de nieve que significaba esta crisis. También lo hizo porque todos los ahorros del país –los que prometen salvarnos de la crisis- están puestos en bancos y agencias extranjeras, varias de ellas en Estados Unidos.

Según el informe de junio del Fondo de Estabilización Económica y Social, del Ministerio de Hacienda, el 29,2% de nuestros ahorros (más de 20 mil millones de dólares) están en 27 bancos de Estados Unidos y Europa y el 70,8% en bonos soberanos norteamericanos.

Los bonos soberanos son papeles que Estados Unidos emite cuando quiere juntar dinero para financiar su déficit fiscal. En términos sencillos, cuando compramos un bono por un millón de dólares lo que obtenemos es un “vale por” un millón de dólares más los intereses pactados.

Para los expertos, en tiempos de crisis la tendencia es ir sacando la plata de los bancos e ir comprando bonos soberanos. Por eso, hoy, la mayor cantidad del dinero que nos salvará está en manos de Estados Unidos y quizás ya esté gastado en financiar su déficit fiscal. Esto, según economistas es lo mejor que se puede hacer.

-Estados Unidos probablemente no quiebre y por lo tanto es seguro, a pesar de la crisis. Uno compra un bono en el mercado y cuando el tiempo del préstamos finaliza uno recupera la plata que prestó. También lo puede vender antes, porque son muy transables. Como los bonos están emitidos en dólares, aunque el gobierno de Estados Unidos no pueda pagarlos, igual emite dinero y los liquida. Estos bonos se venden muy fácil y son los más seguro que hay en el munco –dice el economista
Patricio Rojas.