Con 12 militares y 7 civiles muertos, según informaciones preliminares, volvió al ataque Sendero Luminoso, el grupo terrorista peruano de fundamento maoísta reconvertido en un ejército de narco-sicarios. El ataque se produjo en la provincia de Tayacaja, en Huancavelica, a 450 kilómetros al sureste de Lima. Así lo informó El Chino, diario popular limeño:

Narcoterrucazos enfrían a 12 milicos y 7 civiles

LOS ATACARON LUEGO DE CELEBRAR ANIVERSARIO DEL DISTRITO. MUJERES Y NIÑOS ENTRE VICTIMAS

Sin piedad alguna, un grupo de narcoterroristas de Sendero Luminoso (SL) asesinó en una emboscada a doce militares y siete civiles, entre ellos mujeres y niños. El hecho de sangre tuvo como escenario el distrito de Tintay Puncu, perteneciente a la provincia de Tayacaja, en Huancavelica.

A las 18:00 horas del jueves, una patrulla de la base contraterrorista de Cochabamba Grande, de la Segunda Brigada de Infantería, perteneciente al comando especial del VRAE, fue emboscada por elementos narcoterroristas.

El hecho sucedió cuando el personal militar retornaba a la base contraterrorista de Cochabamba Grande luego de haber participado en una ceremonia de izamiento del pabellón nacional por el aniversario del distrito de Tintay Puncu.

Cuando la patrulla retornaba en camiones particulares, a la altura de Curva Sajona, los terroristas detonaron una carga explosiva bajo un camión que transportaba pobladores civiles e inmediatamente hicieron disparos con armas de largo alcance sobre todos los vehículos.

Producido el hecho, el personal militar reaccionó inmediatamente, registrándose un enfrentamiento que duró varias horas.

Como resultado del ataque, hasta el momento se conoce que fueron muertos siete pobladores y doce miembros de la patrulla militar. Asimismo, varias personas resultaron heridas, entre ellas mujeres y niños.

Mientras tanto, efectivos de la zona iniciaron un operativo para dar con los integrantes de esta emboscada.

El diario Ojo agregó:

“La emboscada se produjo cuando se registra una amplia ofensiva militar en el Valle del Apurímac-Ene (Vrae) contra Sendero Luminoso y columnas armadas de narcotraficantes que actúan en alianza.

La operación militar se inició en agosto con el objetivo de acabar con los remanentes de Sendero Luminoso que se refugian en el Valle de Vizcatán, dentro del Vrae, y que operan en esa región boscosa de difícil acceso desde hace dos décadas.

La provincia de Tayacaja es de difícil acceso y es considerada zona li­berada por los terroristas. La policía y las Fuerzas Armadas apostadas en Huancayo, a 10 horas de Cochabamba Baja, recibieron la orden de viajar al lugar recién a la una de la tarde de ayer, es decir, 15 horas después del ataque, ello debido a la falta de garantías.

Además, se supo que miembros de inteligencia de las Fuerzas Armadas detectaron el bloqueo de las comunicaciones y lograron interceptar comunicaciones en las que se advertía de nuevos ataques terroristas”.