Los continuos ataques verbales del presidente venezolano Hugo Chávez al gobierno norteamericano –deportación y retiro de embajadores incluido- instalan a su país en el primer lugar de la lista de naciones que Obama invadiría, según una representativa e implacable encuesta realizada por nuestro medio. Ante la pregunta “¿Cuál será el primer país que invadirá Obama?”, un 32% de los votantes (385 de un universo de 1.219) se inclinó por Venezuela. Quizás porque sonaba gracioso o porque la entrega de nuestro país a los dictámenes económicos impuestos por el país del norte es absoluta, Chile ocupó el segundo lugar (32%, 381 votos). Kenya, tierra de la abuela paterna de Obama –recordemos que su padre lo abandonó- ocupó el tercer lugar (14%, 166 votos). Irán, país dado a los juguetes nucleares y enemigo clásico de los yanquis, ocupó la cuarta preferencia (12%, 142 votos). Quinto resultó Corea del Norte, país que también juega con fuego (6%, 73 votos), Rusia, rival permanente de los americanos pero que siempre ha evitado el enfrentamiento directo, ocupó el sexto lugar (3%, 42 votos), mientras que séptimo resultó China, país con el que nadie se quiere meter (2%, 28 votos).

Nueva encuesta: ¿Qué sucedería si los empleados públicos paran eternamente?

1. Nada
2. Sería horrible
3. Tendrían que buscar trabajo por primera vez
4. Se aburrirían y volverían a sus escritorios
5. Sería un alivio
6. Descubriríamos para qué sirven
7. Chile se desmoronaría, porque los empleados fiscales son la sangre de su institucionalidad
8. Por fin venderían La Nación