Hugo Chávez debe estar nervioso por la baja del precio del petróleo, el sueldo de Venezuela. Y cuando está nervioso, como los niños, le gusta llamar la atención, despotricar y tirar la pelota para otro lado, lejos de problemas que pronto tendrán su economía hasta el cuello. Ayer el turno fue para Obama, a quien Chávez, en su programa televisivo semanal “Aló Presidente”, calificó como pobre ignorante por acusar a su gobierno de “exportar terrorismo” y bloquear el desarrollo de América Latina. No se sabe a ciencia cierta cuando y en qué contexto Obama hizo esas declaraciones –si es que las hizo- y Chávez no se esforzó en aclararlo, pero sí fue enfático al sostener que “el verdadero obstáculo para el desarrollo ha sido Estados Unidos, porque ha lanzado bombas atómicas sobre ciudades inocentes, ha bombardeado, invadido y mandado matar al que le ha dado la gana”.
Acá va el video con la performance dominical chapista: