www.la-razon.com / La Paz

El presidente Evo Morales, la Coordinadora Nacional para el Cambio, la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia y la Central Obrera Boliviana (COB) se declararon, la mañana de hoy, en huelga de hambre en demanda de la aprobación de la Ley de Régimen Electoral transitorio en el Congreso.
La huelga de hambre se instaló a las 09:40 en el salón Rojo del Palacio de Gobierno ante la negativa de los parlamentarios de la oposición que se resisten a la aprobación de la Ley Electoral en demanda de un nuevo padrón electoral para la realización de las elecciones generales de diciembre próximo.

El Jefe de Estado dijo que asume esta medida de presión junto a las organizaciones sociales más representativas del país en defensa del voto de los bolivianos que aprobaron el 25 de enero pasado la nueva Constitución Política del Estado, la democracia y en contra de la clase política que se opone a los cambios estructurales en Bolivia.

“Imagínense los antidemocráticos de antes ahora se creen los defensores de la democracia. Aquí están los defensores de la democracia. Los parlamentarios tiene una de las mejor oportunidad para garantizar y profundizar la democracia, para profundizar las transformaciones en el país. Hagamos juntos la historia, todos los parlamentarios y dirigentes sindicales para garantizar las transformaciones estructurales”, dijo el presidente, quien lamentó la posición equivocada de los diputados y senadores Podemos, Unidad Nacional y del Movimiento Nacionalista revolucionario (MNR).

Por su parte, el secretario ejecutivo de la COB, Pedro Montes, declaró estrado de emergencia y responsabilizó a la oposición parlamentaria de no respetar el voto soberano del pueblo y las consecuencias negativas que pueden suceder en el territorio nacional.