El Presidente boliviano Evo Morales suspendió esta madrugada su huelga de hambre iniciada el jueves pasado, sólo minutos después que el Congreso aprobara una nueva ley electoral que dispone de elecciones generales en diciembre con un padrón actualizado.

“El pueblo no debe olvidar que los procesos de cambio se consiguen con la lucha. Solos no podemos garantizar este proceso revolucionario, pero con la fuerza del pueblo es posible”, señaló el mandatario en una improvisada conferencia de prensa.

La nueva norma aprobada por los legisladores, confirma las elecciones para el 6 de diciembre próximo, donde Morales se perfila como favorito para una eventual reelección ante una oposición debilitada. La nueva disposición además, crea ocho escaños para pueblos indígenas minoritarios y por primera vez permite el voto de los bolivianos en el exterior, temas que también generaron controversia entre oficialistas y opositores.