Esta mañana el prefecto Óscar Gutiérrez Cáceres, número dos de la Policía de Investigaciones, presentó su renuncia al cargo de subdirector operativo de la policía civil, según informó el propio director Arturo Herrera.

“He dispuesto que asuma de inmediato en su reemplazo el prefecto General Alfredo Jiménez Ogalde,” dijo la autoridad, que también removió de su cargo al jefe de Asuntos Públicos, Alvaro Thiele, hacia otra cantera, quien ayer debió hacer frente a los cuestionamientos luego de las acusaciones de Francisco Lapolla. Este, ex subprefecto y formalizado en el caso “Los Valladares”, había revelado la visita del segundo hombre de la PDI a un local nocturno en un auto fiscal, mientras que Thiele cayó en discrepancias al momento de justificar el hecho.

Herrera justificó esta remoción debido a que “la fórmula aplicada por él para explicar no era creíble en mi opinión y se prestó para mofa y se prestó para un desprestigio institucional. Él está movido por la explicación”. Mientras el subsecretario de la PDI, Ricardo Navarrete, afirmó que Gutiérrez sí fue al local nocturno, pero “no en forma continua y permanente”.