“Si uno cree que el caso de Anna Nicole Smith (la modelo fallecida por una sobredosis de medicamentos) fue un abuso (de fármacos), eso no es nada comparado con lo que tuvo lugar en la vida de Michael Jackson”, aseguró Brian Oxman, amigo personal y abogado de la familia del cantante, fallecido este jueves tras una paro cardiorrespiratorio a los 50 años.

* Ilustración: Alen Lauzan.

 

Oxman aseguró a la cadena CNN que Jackson, mientras se preparaba para el primero de los 50 conciertos previstos para su despedida, tomaba medicamentos para tratar una vértebra y una pierna que se había roto en una caída en el escenario. El abogado dijo que advirtió al entorno del cantante de las posibles consecuencias de la medicación, que incluso representó un obstáculo para los ensayos.

“Creo que (el representante) Frank DiLeo estuvo con él cuando tuvo el ataque cardíaco, según me han dicho. Su familia ha estado intentando durante meses de cuidar de Michael Jackson, pero la gente que le rodeó permitió que esto ocurriera”, aseguró, afirmando que no tenía conocimiento de los medicamentos que el cantante tomaba, pero que las informaciones que manejaba la familia sugerían que eran “abundantes”.

Mientras el departamento de la policía de Los Angeles se hizo cargo del caso para establecer las causas de la muerte del cantante, se estableció que Jackson falleció oficialmente a las 21:30 GMT (17:30 horas de Chile). Un detalle curioso es que la policía evitó entrar en detalles sobre cómo pudo suceder la muerte de Jackson, restando trascendencia al hecho de que la división de homicidios haya acudido a la casa del cantante para abrir la investigación.

La hipótesis de una sobredosis de pastillas se baraja como una posible causa del fallecimiento, especialmente después de que el abogado de la familia y amigo personal del artista, Brian Oxman, dijese que estaba preocupado por los medicamentos que consumía el “rey del pop”.

Acá una nota que resume su visita a Chile en 1993: