Por Elizabeth Taylor

Cuando escucho el nombre Michael Jackson pienso en estrellas deslumbrantes y brillantes, lasers y emociones profundas. Adoro a Michael Jackson. Creo que es una de las más grandes y grandiosas estrellas de todo el mundo, y eso tan sólo sucede porque él es uno de los más dotados fabricantes de música que el mundo haya conocido.
Lo que hace a Michael más único es el hecho de que todos sus logros, sus recompensas, no han alterado su preocupación por el bienestar de otros o su intensivo cuidado y amor por su familia y amigos, y especialmente por los niños de todo el mundo.
Creo que Michael es como un papel tornasol. Siempre está tratando de aprender. Es tan inteligente que es alarmantemente brillante. Es también muy curioso y busca inspirarse de gente que ha sobrevivido, gente que ha prevalecido. No es realmente de este planeta. Está lleno de emociones profundas que crean una inocencia sobrenatural, especial, casi de niño. Creo que Michael ve al niño en todos nosotros, y creo que tiene la calidad de inocencia que nosotros quisiéramos obtener o mantener.
Tiene uno de los ingenios más agudos que he conocido, es inteligente y astuto (una palabra extraña para usarla en él porque implica tortuosidad y es una de las personas más escrupulosas que haya conocido en mi vida). Es honradez personificada –terriblemente honesto- y vulnerable al punto del dolor. Es tan dado de sí mismo que a veces deja muy poco para proteger ese hermoso núcleo interior que es su esencia. Eso es lo que amo y hace al mundo identificarse con él
Michael es, en verdad, el artista internacional favorito de todas las edades, una increíble fuerza de increíble energía. En el arte de la música marca el ritmo. Con calidad de producción, en la vanguardia de altos estándares de entretenimiento ¿Qué es un genio? ¿Qué es una leyenda viviente? ¿Qué es una megaestrella? Michael es todo. Y sólo cuando lo piensas, lo conoces, él te da más.
Creo que es una de las personas más sutiles con éxito de este planeta. Y, en mi estimación, es el verdadero rey del pop, rock y soul.