* Ausentismo laboral de los congresistas de la Concertación no permitió ratificar la Convención Interamericana sobre Desaparición Forzada de Personas.
* Lo mismo ya había pasado hace dos años.
* Piden explicaciones a Piñera por voto en contra de sus diputados.

THE CLINIC PRESS
La Convención Interamericana sobre Desaparición Forzada de Personas, al igual que ocurrió hace dos años, no ha podido ser ratificada por Chile por falta de quórum en la Cámara de Diputados. La votación terminó con 57 votos a favor, 7 en contra y 1 abstención. La iniciativa necesitaba de un quórum de 69 sufragios, número con que cuenta la bancada de la Concertación, pero que no pudo alcanzarse solo por la ausencia en sala de sus legisladores.

Votaron en contra de este acuerdo internacional de defensa de los derechos humanos: Andrés Egaña, Patricio Melero, Manuel Rojas, Gastón Von Mühlenbrock, Juan Masferrer y Jorge Ulloa, de la UDI, y Oslvaldo Palma, de RN.

El instrumento internacional, adoptado el 9 de junio de 1994 en Belém do Pará, Brasil, por la Organización de Estados Americanos, buscaba contribuir a la prevención y sanción de eventuales desapariciones forzadas de personas que ocurran a futuro en el continente.

El informe de la comisión de RREE resume de la siguiente manera los deberes que contraen los país firmantes de la Convención:

1) El de no practicar, ni permitir, ni tolerar la desaparición forzada de personas, ni aún en estado de emergencia, excepción o suspensión de garantías individuales;

2) El de sancionar en el ámbito de su jurisdicción a los autores, cómplices y encubridores del delito de desaparición forzada de personas, así como la tentativa de comisión del mismo;

3) El de cooperar entre sí para contribuir a prevenir, sancionar y erradicar la desaparición forzada de personas, y

4) El de tomar las medidas legislativas, administrativas, judiciales o de cualquier índole necesarias para cumplir con la Convención.

En la práctica, el documento convierte a futuro la desaparición forzada en un delito extraditable y no amnistiable en nuestro continente.

Surge la duda de qué argumentos se pueden esgrimir en contra de compromisos de este tipo o para ausentarse al momento de apoyarlos. Por lo menos en el informe de la comisión legislativa de RREE fue aprobado unánimente, sin ninguna indicación en contra. Pero a la hora de votar, como se ve, varios estuvieron por que la desaparición forzada en el futuro pueda ser amnistiable, reservándola, aparentemente, como un mecanismo para situaciones que sólo ellos preveen en su fuero interno.

La diputada socialista Isabel Allende emplazó a Sebastián Piñera a explicar el voto en contra de sus diputados. “‘Yo le pregunto, después de todos estos años, de todo este dolor, con qué cara quiere mirar a los familiares de los detenidos desaparecidos, con qué cara podemos decir entonces en este país no hemos aprendido las lecciones más dolorosas”, interpeló Allende en entrevista a radio Cooperativa.