Por Cristián Gallardo

Soy fiel lector de ustedes y no encontré mejor opción de comunicar la siguiente situación que está pasando hoy en la población en la que vivo.
En el afán de la directiva del centro de vecinos de arreglar las veredas de la población Balmaceda, de la comuna de San Bernardo, las cuales se han levantado por algunos árboles. La directiva concursa a fondos municipales y ganan el beneficio.
Para nuestra sorpresa de los vecinos nos enteramos de éste proyecto hoy, cuando vemos que la calle Arturo Dagnino se taló casi todos los árboles, unos 50… y mañana talarán los árboles de Malaquías Concha donde yo vivo que son mas de 100.
Ustedes sabrán que esta población es muy antiguas, hay casas que tienen mas de 100 años por lo tanto se encuentran árboles de esos años también, árboles abuelos, majestuosos hermosos. Estos árboles son la esencia del barrio de tradiciones. Otro dato, esta población nació bajo el alero de lo que fue la Maestranza de San Bernardo y este barrio acogió a sus trabajadores, hoy aquella epopeya desaparecerá en gran parte ya que los árboles que alguna vez planto mi abuelo ya no existirán.
Otro dato más, la directiva del centro vecinal no informó sobre los pormenores del proyecto y no uso los canales democráticos para decidir sobre las consecuencias.
Nos olvidamos de lo que somos y borramos los vestigios, buscamos a los que nos representen y estos nos ignoran…