Por Rodi Carrasco T. / Barcelona, España.

Frustración, impotencia, tristeza y una gran preocupación. Estos son los adjetivos que describen a la perfección mi actual estado de ánimo. Demás está decir que este está dado por los resultados de las elecciones presidenciales del 17 de Enero. Cuando recién me enteré que Piñera llegaba a La Moneda, palacio de gobierno que la fuerza política que él representa destrozó en 1973, me costó reaccionar, nunca pensé que Chile, que la concertación, que la gente del pueblo, le iba a entregar el poder, de una manera tan torpe e infantil, a la derecha Pinochetista. Y es justamente este el problema, no es que haya ganado la derecha, sino quien la representa, Sebastián Piñera, un “Niño Bien” que jamás ha pensado en la clase trabajadora ni lo hará, que por más que intente borrar su pasado ligado a la DICTADURA MILITAR DE PINOCHET, y que al parecer en Chile logró convencer a la mayoría, el resto del mundo no olvidará JAMÁS que este señor se crió al amparo del dictador. Tanto es así que hoy la prensa mundial, léase Europea y Norteamericana, apenas se hacen eco de la noticia y si lo hacen es para destacar el que Frei hubiese comparecido ante el pueblo junto a Piñera, recordando que este último perteneció y apoyo al gobierno que ASESINÓ a su padre, cosa que obviamente engrandece a Eduardo Frei Ruiz Tagle como persona. Este hecho, que viendo por quien votaron, para muchos no será significativo, para la gente que entiende realmente de política internacional, es relevante ya que da una clara visión de lo que a partir de hoy será el trato que se tendrá hacía Chile, es decir, de prácticamente total ignorancia a nuestro país. Todas las puertas, que son muchísimas, que la concertación abrió durante 20 años, hoy se han cerrado automáticamente. Supongo que esto que acabo de decir, por la mayoría que ha hecho que Piñera ganase las elecciones, será calificado como una mentira de la anti propaganda que se empezará a hacer desde fuera, solo les digo una cosa, esperen y verán. Es vergonzoso como un periódico de la calidad del “Daily Thelegraph” ya le llame, como dije en una crónica anterior, al señor Piñera “Chilean Berlusconi”, dudo mucho que al nuevo presidente de Chile se le dé la importancia y la transcendencia internacional que se merece un presidente y de la cual hasta ahora habían gozado. Sólo piensen una cosa, acaba de salir electo, aún no asume el poder y ya todo el mundo verdaderamente democrático y de peso político, se burla de él. Lo tratarán con respeto por educación, pero no le harán ni el más mínimo caso. Con la elección de Sebastián Piñera, Chile acaba de perder todo el peso político internacional que tenía y que había costado 20 años de concertación ganarlo. Le guste o no a la gente de derecha esto es así y lo triste es que más pronto que tarde el pueblo chileno lo empezará a sentir en primera persona, ya que un país necesita del apoyo de la comunidad internacional para crecer y salir adelante, y justamente este apoyo es el que se ha perdido con los resultados de estas elecciones.
Es penoso ver a los medios de comunicación internacional de peso, CNN, BBC, “Daily Thelegraph”, y muchos otros, dar la noticia de manera escasa y poco profunda y acabar diciendo que en el fondo “Cada país tiene el Gobierno que se Merece”, yo discrepo tajantemente de este dicho, ya que creo que Chile se merecía algo muchísimo mejor que un gobierno encabezado por un derechista Pinochetista, que ha hecho lo imposible por desvincularse de su pasado de apoyo y colaboración a la peor, más larga y más cruel dictadura latinoamericana, la del dictador Pinochet. Un hombre que desconoce y traiciona sus convicciones y su pasado, como ha hecho Piñera, la verdad es que no se merece ningún respeto.
A toda esa gente que se dejó embaucar por este “encantador de serpientes”, realmente lo siento, sé que la concertación ha cometido muchísimos errores, pero no era la forma la del voto de castigo, ya que lo único que han hecho es labrarse un futuro de inestabilidad social que traerá unas consecuencias que no se pueden llegar ni a imaginar. ¿Se acuerdan quienes eran los primeros que sufrían “recortes” en la época de Pinochet? Eran los jubilados, la salud y la educación. Estos tres sectores fueron los que más sufrieron el devastador desgobierno militar, pues este señor que acaban de elegir presidente, fue uno de los primeros que apoyaba todo ese desastre y que trabajó, al lado del dictador, para que se produjese, mientras él se llenaba los bolsillos a costa de la pobre clase trabajadora… ¿Qué creen que hará ahora que tiene el poder?… EL PERRO VIEJO CAMBIA EL PELO, NUNCA SUS MAÑAS.