THE CLINIC
Este año, según el sistema de alternancia bianual, corresponde entregarle el Premio Nacional de Literatura a un prosista, más concretamente a un narrador. Y para algunos, después de 28 años, parece ser el momento en que volverá a dársele a una mujer, siendo dos los nombres que suenan: Diamela Eltit e Isabel Allende. ¿Qué opinan algunas de sus colegas chilenas?

DIAMELA ELTIT
(Santiago de Chile, 1949)
PRINCIPALES LIBROS:
“Lumpérica”, “Por la patria”, “Los trabajadores de la muerte”, “Mano de obra”, “Jamás el fuego nunca”.

FRAGMENTO ESCOGIDO:
“Como un zoom es la escritura. Reaparece la mujer que duerme o quiere dormir, pero no es así: es el placer de extenderse jugando con el deleite de su propia imagen. Infantil tendida es ésta. De mentirosa lo hace. Porque jugar a la distorsión de la mirada por falta de luz, ha sido una actividad explotada hasta el cansancio. Vence así el equívoco, crece la confusión y el insomnio es un hecho fugaz. Todo este movimiento no es más que para lograr frotar una de sus piernas en el pasto y es por eso que finge no poder dormir, como si su mente no abarcara más que ese estado”. (De LUMPÉRICA)

ESPALDARAZO:
“El interés de su trabajo excede largamente el de la academia norteamericana. Diamela Eltit está desde hace años en el centro de un proceso importante de renovación de la literatura y el arte en Chile”.
RICARDO PIGLIA

ISABEL ALLENDE
(Lima, Perú, 1942).
PRINCIPALES LIBROS:
“La casa de los espíritus”, “Eva Luna”, “Paula”, “El zorro: comienza la leyenda”, “La isla bajo el mar”.

FRAGMENTO ESCOGIDO:
“El placer me erizó la piel y me endureció los senos. Caí en cuenta que nunca había estado tan cerca de nadie y que llevaba siglos sin recibir una caricia. Tomé su cara, me aproximé con lentitud y lo besé en los labios largamente, aprendiendo la forma extraña de su boca, mientras un calor brutal me encendía los huesos, me estremecía el vientre”. (De EVA LUNA).

ESPALDARAZO:
“Es hora de superar el machismo y darle el Premio Nacional a Isabel, la más universal de los chilenos. Ella es una autora con una obra sólida, prestigio internacional incomparable y un exorbitante número de lectores en el mundo”.
ROBERTO AMPUERO

“Votaría por Diamela Eltit. Razones: Isabel Allende es una escritora mimética, con buena pluma, humor, imaginación y lectores, pero de tuétano menor. Diamela Eltit es una escritora que se juega en cada texto, con cada idea, en cada fórmula que trabaja. No es fácil leerla, de la misma manera en que es difícil leer a Homero, James Joyce, Virginia Woolf o Carlos Droguett. El tuétano de quienes se juegan la vida en la escritura es la vida misma, la idea de la vida, la idea de la existencia es la idea. Entretener a millones de lectores es una buena causa, pero no es la razón por la cual se debe dar el Premio Nacional de Literatura”.
MARTA BLANCO

“Isabel Allende. Es una gran narradora que ha dado cuenta de ello en todas sus novelas, libros de cuentos y libros vivenciales. Su obra ha tenido un éxito resonante, no solamente en Chile sino en todo el mundo. Nunca un escritor chileno, con la excepción de Pablo Neruda, llegó a tantos lugares encantando a lectores de tan diversas culturas. Isabel Allende y Gabriel García Márquez son los dos autores hispanoamericanos vivos más traducidos del mundo”.
ELIZABETH SUBERCASEAUX

“Si hubiera sido entre todas las otras escritoras y Diamela, la hubiera elegido a ella a rajatabla. Pero me estás poniendo en una disyuntiva muy fregada. Yo sé que en este país a todo el mundo le molesta que a uno le vaya bien y los hombres odian a una mujer que tiene éxito. Así que voy a decir que las elegiría a ambas. A Isabel Allende, porque gracias a ella la literatura de mujeres tuvo visibilidad en el primer mundo. Es una gran contadora de historias, una Scherezade. Gracias a ella se estudia a las mujeres latinoamericanas en las universidades, fue la punta de lanza que nos abrió camino a muchas. Llevamos treinta a años con la deuda de reconocer eso y hay que pagarla. En el caso de Diamela Eltit, porque considero que es una de las mejores escritoras chilenas y, aunque no sea una literatura de masas, es una literatura de futuro, que se segurá leyendo por mucho años. Ella me encanta, encuentro que es de las escritoras más sólidas que hay en Latinoamérica. Es una intelectual de primera línea”.
PÍA BARROS

“Entre Isabel Allende y Diamela Eltit elegiría a Eltit. Porque su apuesta se juega en el lenguaje, fundamentalmente, y no en la pura anécdota. Y en el lenguaje está no sólo el potencial discursivo, sino también la consistencia estética de toda su obra”.
ALEJANDRA COSTAMAGNA

“A Diamela Eltit. Porque pienso que su obra ha sido un espacio de creación y reflexión permanente que ha abierto las posibilidades del lenguaje a través de la literatura, tanto a nivel nacional como internacional. Ahora bien, también valoro el trabajo de Isabel Allende, aunque por razones diferentes. Su aporte tiene que ver más bien con la capacidad de entretener con dignidad y llegar a una gran cantidad de lectores y lectoras, aspectos que respeto profundamente”.
MARÍA INÉS ZALDIVAR

“No, me da lata. Encuentro que es separar la vida en dos bandos, el de las Isabel Allendistas y el de las Diamelas Eltit. Y a uno le pueden gustar las dos, cada una tiene su valor. La pregunta es como incidiosa, es como dividir el mundo de las escritoras en dos bandos, y yo no participo en eso”.
CARLA GUELFENBEIM

“A Diamela Eltit, por supuesto. Porque si el premio de literatura se trata sobre escritura y no sobre cantidad de venta, obviamente Diamela Eltit está más calificada. Hay un trabajo de escritura y de relevancia de los temas que plantea en la sociedad chilena. Me parece también que dialoga con una tradición mucho más pertinente para la literatura latinoamericana”.
MÓNICA RÍOS

“Diamela Eltit, porque es una escritora que con una obra sólida ha demostrado que la ficción, y en concreto la novela, aún puede situarse más allá del cerco del mercado, llegando a lectores que piden algo más que entretención. En su obra hay lenguaje, pensamiento político y una propuesta estética desafiante”.
SOLEDAD FARIÑA