LATAM… El nuevo gigante latinoamericano del transporte aéreo, resultado de la fusión LAN y la aerolínea brasileña TAM… LATAM… Una combinación anodina de letras, que significaba algo para apenas un par de personas antes del viernes pasado. Pero, por alguna razón, hubo quien comenzó hacer trámites con la palabra LATAM hace seis meses. Y lo hizo una hora y media después de iniciada la última reunión conocida entre Sebastián Piñera e Ignacio Cueto. Una cita que era calificada, por la prensa de la época, como clave para el futuro de LAN. Esta es la historia. O por lo menos, lo que hoy se alcanza a entrever de ella.
________
La fecha: 17 de febrero del 2010. Ha pasado poco más de un mes desde que Sebastián Piñera resultara electo presidente en la segunda vuelta. Faltan nueve días para el gran maremoto. El sitio “latam.cl” es inscrito a nombre del abogado Luis Felipe Claro Swinburn.

La revelación del adelantado trámite en NIC Chile, proviene del portal de noticias económicas de Terra, Invertia, que difundió el sorprendente detalle el sábado 14 de agosto a primera hora. El redactor incluso tomó contacto con el protagonista antes de publicar: “Consultado telefónicamente por Terra.cl, el profesional (Felipe Claro) declinó realizar comentarios al respecto”, dice la nota. El domingo, luego de anotarse este apreciable golpe periodístico, Terra retiró la noticia silenciosa e incomprensiblemente de la red. No se dinfundía ni desmentido, ni fe de erratas. Solo una página vacía, enmarcada por menús e indicadores económicos, que hacían más ominosa la desaparición de la historia.(*)

El trámite realizado en febrero en NIC Chile (que cualquier ciudadano puede chequear en la página web de la entidad) resulta de por sí sorprendente. No solo por el uso de la palabra LATAM a medio año de que se anunciara la fusión de LAN y TAM. Sobre todo, llama la atención que el tramitante principal (Felipe Claro) sea socio de José Ma. Eyzaguirre; el representante legal de los Cueto, los accionistas que compartían en esos días el control de la aerolínea chilena con Piñera.

También aparecía otro nombre en el formulario de inscripción de “latam.cl”. Un contacto alternativo: “Fernando Barros”, sin segundo apellido. Tras la publicación y eliminación de la noticia en Invertia (que alcanzó a ser reproducida en varios medios), el lunes 16 era modificado el formulario de NIC Chile, eliminando el nombre “Fernando Barros”, pero conservando a Felipe Claro. Aun así se habían alcanzado a encender algunas alarmas en la prensa. Porque el abogado de nombre Fernando Barros Tocornal era, en el momento en que se realizó el primer trámite, asesor de Piñera en la venta de su 26% de acciones de LAN. La identidad de “Fernando Barros” la intentaremos aclarar algunas líneas más adelante.

Las principales partes interesadas en la operación de venta, Piñera y el Clan Cueto, se encontraban negociando fuerte a mediados de febrero. Piñera había prometido, en la campaña electoral, que se desprendería de todas sus acciones. Y por lo mismo se tendría que desentender del futuro de LAN, antes de asumir como cabeza del Poder Ejecutivo. Pero Felipe Claro (secundado por “Fernando Barros”), casualmente, realiza acciones que calzan con sucesos de lo que, en aquel momento, era parte del futuro lejano de la compañía aérea. El profesional actúa de manera en que aparece adelantándose al mega-suceso financiero del año. Un hecho que ocurre –efectivamente- meses después de que Piñera cierre la negociación por su participación en LAN y asuma la presidencia del país.

Ante este panorama, varias preguntas quedan flotando a espera de una explicación. Las primeras son la más prosaica ¿Todo era una casualidad? ¿Felipe Claro actuaba por cuenta propia (para ganar en el quién vive) o por encargo de los Cueto? Si este último era el caso ¿Por qué inscribió el sitio a su propio nombre? ¿Implicó esta operación el uso de información reservada?

Pero hay dudas más profundas, que resultan más urgentes de resolver: ¿La entonces remota fusión de LAN y TAM formaba parte del temario de negociaciones entre el Clan Cueto y el futuro Presidente de Chile? De ser así ¿Cuál era la razón de incluir en la negociación sucesos lejanos, en los que –en teoría- no estaría comercialmente involucrado Piñera una vez investido como máxima autoridad? Por último: ¿El nombre Sebastián Piñera Echeñique debería haber estado en el listado de personas con acceso a información reservada sobre la fusión? ¿Debía aparecer en la circular de rigor entregada por LAN a la Superintendencia de Valores y Seguros?

LOS NOMBRES

Quien inscribía a su nombre el dominio “latam.cl”, Felipe Claro, es uno de los socios del estudio Claro & Cia., junto a José María Eyzaguirre Baeza. Este último actúa como abogado del Clan Cueto desde el 2007.

Claro es sobrino del fundador de Claro & Cía; el controvertido magnate y abogado Ricardo Claro Vádes, fallecido el año 2008. El perfil de Felipe Claro se completa con su especialización en temas de propiedad intelectual, lo que le permitió convertirse en miembro del Cuerpo Arbitral de NIC Chile. El mismo organismo en que se realizó el trámite de inscripción del sitio “latam.cl” y dónde se dirimiría cualquier contienda, ante la eventualidad de haber más de un interesado en el dominio. Una disputa que ocurre, sin ir más lejos, en el caso del sitio “piñeramiente.cl”. El Presidente ha cursado una solicitud a NIC Chile, para que le sea entregado el dominio por contar -según afirma- con “mejor derecho” sobre el nombre de la dirección.

    > Felipe Claro S.
    (captura del sitio NIC Chile).

Intentamos obtener la versión de Felipe Claro sobre los hechos. Pero éste no contestó a la consultas que se le hicieron llegar.

El nombre “Fernando Barros”, que aparece en el trámite de febrero, es el que genera más problemas para ser identificado. Por lo menos un medio (El Mostrador), reaccionó a la noticia de Invertia estableciendo de inmediato la posible relación con Fernando Barros Tocornal, el abogado de Piñera. Pero consultado el profesional, a través de su oficina, respondió que todo era un “alcance de nombres”, sugieriendo que nos comunicáramos mejor con Medianetworks, una empresa de hosting que aparece en la inscripción de “latam.cl” como organización de contacto técnico.

Pero ya habíamos entablado comunicación con esa oficina antes de llamar al abogado, para aclarar si otra persona del mismo nombre que trabaja en Medianetworks, Fernando Barros L., estaba al tanto del trámite. Este segundo “Fernando Barros” se mostró sorprendido ante la consulta. “Mula”, dijo tajante, sobre la supuesta relación suya o de su empresa de hosting con la inscripción.

Al día siguiente Fernando Barros L. se contactó para dar una nueva versión. Dice ahora que recuerda que se inscribió antes el dominio “latam.cl” por encargo de cierto cliente de Medianetworks, llamado George Lambert, quien a su vez se lo habría vendido a Felipe Claro. Dice que el nombre “Fernando Barros” podría haber quedado en el formulario por error. El único problema es que nada de esto aparece en el historial del dominio “latam.cl”, en NIC Chile, que registra cada cambio respecto de la inscripción de una dirección de internet. Cuando se le hace notar, Barros L. conviene en que es algo “raro”.

¿QUÉ PASÓ EL DÍA QUE NACIÓ LATAM.CL?

Entre las 13:00 y las 13:45 del 17 de febrero se iniciaba la reunión crucial entre Sebastián Piñera e Ignacio Cueto. Pocos minutos después, salió de las oficinas del presidente electo Bernardo Simian, abogado integrante de Barros & Errázuriz, el estudio de Fernando Barros T., representante de Piñera en la negociación. Se esperaban inminentes novedades sobre el futuro de LAN en cualquier momento. Una hora después, a las 14:50, el sitio “latam.cl” era registrado a nombre del abogado Felipe Claro.

Ignacio Cueto ha afirmado a la prensa que la fusión LATAM ocurrió casi de un modo intempestivo, lo que parece descartar que “LATAM” fuera un tema presente en febrero. “Hace menos de una semana encontramos que podía haber una posibilidad genuina de hacer el negocio. Fue una negociación corta una vez que nos dimos cuenta que teníamos objetivos genuinos y reales de hacer una operación”, comentó Cueto a La Tercera, una vez dada a conocer la noticia al público.

Pero, en el intento de resolver el misterio, el calendario y el reloj parecen tener algo que decir.

Contrastando la fecha de la inscripción de “latam.cl” con el proceso de venta de LAN, no se puede dejar de notar que el miércoles 17 de febrero fue una jornada significativa. El mismo día en que “Fernando Barros” y Felipe Claro figuran como parte del trámite en NIC Chile, Piñera tuvo una reunión clave en sus oficinas, ubicadas en los últimos piso de la torre Apoquindo 3000. El invitado era el mismísimo Ignacio Cueto, cabeza del “Clan”.

    > El edificio de Apoquindo 3000, lugar de la reunión Piñera-Cueto.
    (Panoramio)

La cita, siguiendo la información publicada por Radio Bío Bío ese día, comenzó entre la 13:00 y las 13:45. La nota radial (publicada a las 13:55) finalizaba señalando que “hace pocos minutos” (corto tiempo después del arribo de Cueto) “salió de las oficinas del presidente electo Bernardo Simian, abogado integrante de Barros & Errázuriz”, el estudio de Fernando Barros Tocornal, representante de Piñera en la negociación. El reportero agrega que para cualquier minuto se esperaban inminentes novedades sobre el futuro de LAN. Una hora después, a las 14:50, el sitio “latam.cl” era registrado a nombre de Felipe Claro.

Según la prensa de la época (La Nación 19/02/10), en el encuentro de ese miércoles 17 de febrero se selló lo que sería el inicial, frágil y muy noticiado acuerdo de venta de acciones de LAN, por parte del presidente electo.

Lo pactado con esa cita era, tras la relativamente insignificante venta de un paquete de acciones de Clínica Las Condes, el primer paso de un accidentado camino. El, una y otra vez, postergado cumplimiento del compromiso electoral hecho por Piñera de venderlo todo (contemplada la posibilidad de ceder Chilevisión a una fundación sin fines de lucro) y dejar lo que quedara en fideicomiso voluntario. Todo, dijo. La única excepción a esta obligación autoimpuesta sería la empresa Blanco y Negro, la “sociedad anónima deportiva” detrás del popular equipo de fútbol Colo Colo. Pero de la promesa electoral quedaría pendiente hasta hoy, cuando ya se cumple medio año de retraso en concretar la venta o traspaso de Chilevisión.

La Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) fue informada sobre el trato alcanzado en las oficinas de Apoquindo 3000 dos días después de realizada la cumbre Piñera-Cueto. Según lo comunicado entonces en una circular (“hecho esencial” del 19 de Febrero), un 21,18% de la compañía terminaría siendo traspasado al Clan Cueto, conservando Piñera poco más de un 5% de las acciones de la empresa, que se comprometía a rematar a la brevedad.

EL DESTINO DE LAS ACCIONES DE PIÑERA

Pero los números y el itinerario, acordados el mismo día de la premonitoria inscripción de “latam.cl”, se modificaron al poco tiempo de manera inesperada. El Clan Cueto terminó comprando (o Piñera vendiéndoles) solo un 8,6% de la compañía, el 22 de febrero. El “Clan” alcanzaba así una participación total de un 34,06% de la empresa, en vez del 46.64% que hubieran logrado en caso de haberse cumplido lo anunciado 3 días antes. El 25 del mismo mes se remató un 6,44% en la Bolsa, ocasión en la que (tras experimentar fuertes alzas) circuló que estos títulos supuestamente fueron a parar a manos de AFPs peruanas.

Tsunami de por medio, un 8% fue vendido el 24 de marzo al holding Bethia, el controlador de la casa matriz del canciller Moreno, Falabella, que resultaba tres días después (27 de marzo) beneficiado por el gobierno. Pues -sin concursos ni licitación- su filial Sodimac se convertía, vía “dedazo”, en una de las proveedoras oficiales y exclusivas de la reconstrucción post-terremoto. El anuncio de la medida lo hacía personalmente el Presidente en Concepción. Gracias a la iniciativa, bautizada “Programa Manos a la Obra”, el grupo recibiría $2.666 millones. El monto era una bicoca, en todo caso, comparado con los US$427 millones que se embolsaba Piñera por concepto de la venta de ese 8% de LAN.

Finalmente, dos días después de la venta de acciones a Bethia, y tras una fuerte puja, el 3,3% de la aerolínea que le quedaba a Piñera fue subastado en bolsa a “clientes locales y extranjeros” (Estrategia 26/03/10).

    Captura de un reportaje de El Mercurio en que se muestra a Piñera en su despacho presidencial de La Moneda. Según el periodista Jude Webber, del Financial Times de Londres, Piñera en persona le aclaró que uno de los aparatos de su despacho era un “terminal Bloomberg”; un computador especializado, para hacer seguimiento y compra de acciones en línea en diversas bolsas del mundo. (ver)

LA CARRERA EN LA BOLSA

Viernes 13 de agosto. Las acciones de LAN en Santiago y TAM en Sao Pablo llevan algunas jornadas a la baja. Están baratas. Este será el día escogido para dar la gran noticia.

13:49. Faltan dos horas y veinte minutos para que el anuncio de la fusión de LAN y TAM sea dado a conocer al público. En la Bolsa, LAN ya está ebullendo sospechosamente. Han salido compradores al mercado y, por lo mismo las acciones, comienzan a subir de precio. A esa hora, otra vez aparece en escena el abogado Felipe Claro, que figura en el “profético” trámite de febrero. Ahora inscribe el dominio “latamairlines.cl” en NIC Chile. De nuevo lo hace a nombre de sí mismo.

De acuerdo a una circular (“hecho esencial reservado”, jueves 6 de agosto), entregada por LAN a la SVS, el socio de Claro, José María Eyzaguirre Baeza aparece dentro del listado de quienes tenían acceso en ese momento a la información reservada sobre la fusión de LAN y TAM.

Casi dos horas después del trámite de Claro en NIC Chile, a las 15:37 horas, la Bolsa de Comercio de Santiago suspende las transacciones de la acción de LAN debido a las “inexplicables” y fuertes alzas de precios que experimentaban los títulos. El movimiento alcanza volúmenes insospechados: alrededor 4,2 millones de acciones (1,24% de la propiedad de la compañía) cambia de manos. Una cantidad sumamente inusual para una jornada bursátil ordinaria.

Recién unos veinte minutos después de la clausura anticipada, es dada a conocer la mega fusión, a través de la publicación del “hecho esencial” de LAN enviado a la SVS.

El congelamiento temporal de las transacciones de una acción es una medida extrema, que se toma cuando ese título experimenta vaivenes extraordinarios que no se pueden explicar en base a la información pública disponible. Las autoridades del mercado, asumen que existe la posibilidad de que especuladores se encuentren “dateados” (haciendo uso de información reservada) o que hayan echado a correr rumores falsos para alterar el precio de la acción. La posterior noticia de la fusión de LAN y TAM parecía confirmar solo el primero de estos temores.

Ni Sebastián Piñera, ni Felipe Claro aparecía entre la lista de personas enteradas de la fusión, detallada en el “hecho reservado” entregado a la SVS en días anteriores. En la práctica, esa era la nómina de quienes no podrían transar acciones de LAN, mientras no se hiciera pública la información, o que caerían bajo sospecha en caso de hacerlo.

LOS RASTROJOS

Ese día muchos se quedaron trabajando hasta tarde en diversas oficinas de Santiago. Entre las 22 y 23 hrs., el bufete Ortuzar & Cia. solicitaba en NIC Chile los dominio “latamair.cl” y “airlatam.cl”. Casi a la misma hora, la empresa multiuso Servicios e Inversiones Apogral, dedicada a la confección de gorras para las Fuerzas Armadas y que “nació en el año 1988 con el objetivo de entregar un producto de calidad a Carabineros de Chile”, se matriculaba con “latamairlinesgroup.cl”. Por su parte, el asesor de marketing Sergio Gajardo Ugás, ex profesor de la Universidad del Desarrollo, hacía lo propio con “latamchile.cl”.

Incluso un empresario que tiene la fortuna de contar con una empresa casualmente llamada ID LATAM S.A., Raúl Aranguiz Borgeaud, registró entre el viernes 13 y el sábado 14 los dominios “latampass.cl” y “latamcard.cl”. Debido al alcance de nombres y a que trabaja en el rubro de las tarjetas de identificación, Aranguiz podría llegar a disputarlos con buenas expectativas en caso de un arbitraje, argumentando sus propios derechos sobre la denominación. La suya es, entre todas, la única jugada aparentemente clara como el agua.
________________________________________
* Tras la publicación de este reportaje, en el transcurso de la tarde del miércoles 18 de agosto Invertia volvió a subir la información.
ENLACES:
Crónica de Invertia desaparecida
Crónica de Invertia, en caché
Hechos esenciales comunicados por LAN a la SVS, agosto del 2007
La Tercera. Entrevista a los Cueto tras la fusión
Bío Bío. Reporte de reunion Piñera-Cueto el 17 febrero
La Nación, resultado reunión Piñera-Cueto y “hecho esencial” entregado a la SVS
La Nacion 2007. José María Eyzaguirre comienza a trabajar para los Cueto (Respaldo en otro sitio)
Venta de acciones de LAN a Grupo Bethia