* Piñera, en versión candidato, había prometido salvar el lugar.

Después de un intenso lobby trasnacional, de convenientes cambios de criterio en varios organismos estatales, y de una férrea oposición ciudadana; ha sido aprobado el proyecto de instalar una planta termoeléctrica a carbón en la zona inmediata al santuario natural de Punta Choros. La COREMA (Comisión Regional del Medio Ambiente) de la Región de Coquimbo, integrada mayoritariamente por seremis de parka roja, acaba de tomar la decisión de permitir la construcción de la central Barrancones junto a la Reserva Nacional Pingüino de Humboldt, integrada por las islas Choros, Damas y Chañaral, que se ubican a corta distancia de la costa.

En esta área, que promete convertirse en un nuevo Ventanas, convive una de las faunas marinas más variadas del país (delfines nariz de botella, chungungos, pingüinos de Humboldt, lobos marinos), con actividades de buceo y una tradicional pesca artesanal de bajo impacto ambiental. Estos pescadores locales vienen incursionando en técnicas acuícolas y manejo de recursos marinos desde hace décadas.

En contraste, la trasnacional GDF Suez Energy planea captar 80 millones de litros de agua de mar por hora, para enfriamiento de calderas y desulfuración de los gases. El uso de carbón como combustible de la planta, también ha levantado numerosas críticas, al ser uno de los más contaminantes. Pero el negocio de vender energía a la gran y mediana minería ha resultado más acuciante que todas estas consideraciones.

HASTA AMENAZAS DE MUERTE

Ayer publicamos un informe del Movimiento en Defensa del Medioambiente (MODEMA) IV Región, consistente en un catastro de las irregularidades detectadas por ellos en el proceso de cabildeo y presión, llevado adelante por la compañía franco-belga GDF Suez Energy. Los métodos enumerados incluyen anónimas amenazas de muertes a dirigentes contrarios al proyecto; invitaciones a Europa distribuidas a granel entre las autoridades locales; y becas “regaladas” a la sede regional de Inacap, que el intendente de Coquimbo (el mismo de la circular contra poleras y minifaldas) dirigía hasta hace unos meses.