Mural en el Liceo San Felipe Benicio, en Coyhaique. Colaboración de un lector aysenino