Por segundo mes consecutivo se disparó el rechazo a Sebastián Piñera y a la gestión del gobierno según revela la encuesta Adimark correspondiente a febrero, en un mes marcado por las alzas del Transantiago, las denuncias contra la intendenta del Biobío, Jaqueline van Rysselberghe y los problemas en la reconstrucción a un año del terremoto.

El Presidente Piñera y su jefe político, Rodrigo Hinzpeter, fueron los grandes damnificados por la crisis política que generó el caso Van Rysselberhe. Así las cosas, el mandatario aumentó su desaprobación a un 49 por ciento, mientras que la aprobación Hinzpeter, cayó cinco puntos respecto a enero.

Las cifras de la encuesta Adimark, entregadas hoy, se explican también por el alza de pasajes del Transantiago y el lento proceso de la reconstrucción, que se evidenció el fin de semana pasado, donde numerosas comunas se manifestaron en contra de las cifras entregadas por el gobierno.

En el gobierno en general, la aprobación cayó de un 44 por ciento a un 40 y el rechazo a la gestión del Ejecutivo alcanza los mismos niveles de Piñera: 49 por ciento.

Hinzpeter, el más dañado

Marcada por el conflicto de la intendenta del Biobío, Jaqueline Van Rysselberghe, el estudio parece esquivar al Presidente, pues en Hinzpeter -encargado de resolver el problema- quien revela la baja más significativa: cae de 64% en enero a 59% en febrero.

En cambio, la mayor parte del gabinete mantuvo sus porcentajes e incluso los nuevos ministros que entraron al gabinete a mediados de enero (Matthei, Allamand y Errázuriz) ingresaron a la medición con altos niveles de conocimiento y aprobación.

De hecho, el titular de Transporte y Telecomunicaciones, Pedro Pablo Errázuriz, ex ejecutivo de Lan y sin trayectoria política, tiene un 40% de conocimiento en su primer mes.

En términos de aprobación, 12 están cumpliendo con las expectativas de Piñera se mantener al menos un 50% de respaldo. El ranking es liderado por el biministro de Energía y Minería, Laurence Golborne, con un 84% de apoyo, seguido por el ministro Cruz-Coke con un 75% y el titular de Educación Joaquín Lavín con un 69%.

Los siguen Hinzpeter con 59%, Allamand con 58% y la ministra de Vivienda, Magdalena Matte, quien mejora sus índices alcanzado un 52%. Esto a pesar de estar involucrada en el conflicto con la intendenta Van Rysselberghe y de ser la principal responsable del proceso de reconstrucción en las regiones afectadas por el terremoto, el que sigue siendo mal evaluado por la ciudadanía.

En términos de conocimiento, la ministra de Trabajo y ex senadora UDI por la región de Coquimbo, Evelyn Matthei, se colocó en segundo lugar de conocimiento con un 93%, tras el ministro Lavín que tiene un 99%.

Corrupción en Alza

Otro punto importante del estudio realizado en febrero es la baja importante en la aprobación sobre temas ligados a “Corrupción en organismos del Estado”, ítem que cayó de un 43% en diciembre a 32% en febrero. Así mismo, la desaprobación subió de 52% a 58% de enero a febrero.

Según los análisis del documento, esto se debe directamente al conflicto de la intendenta del Biobío, que hasta ahora sigue regalando coletazos al Ejecutivo e incluso dos semanas después de haber sido zanjado el conflicto por el gobierno, mantiene a la ex alcaldesa de Concepción ad portas de una acusación constitucional.

Justamente otro de los dolores de cabeza de la administración Piñera es el tema reconstrucción, otra área de vacas flacas. La agenda de febrero estuvo marcada por la conmemoración del terremoto y tsunami y las polémicas por la entrega de subsidios y los lentos avances en reconstrucción.

Por ejemplo, la “entrega de ayuda” llegó a su nivel más bajo de aprobación con un 39%, mientras que el ítem “reconstrucción” obtiene un 37% de aprobación, nivel que venía mostrando desde noviembre de 2010.

Transantiago

Otro talón de aquiles para el gobierno es el transporte público, en un mes marcado por las alzas en la tarifa del Transantiago y el incipiente conflicto en regiones por el pase escolar (TNE).

De hecho, desde septiembre del año pasado el ítem “transporte público” ha bajado constantemente, de un 35% en ese entonces a un 30% de aprobación y 63% de rechazo durante febrero. Si bien, el tema en regiones no evidencia mayores cambios, en Santiago el tema es primordial anotando apenas un 20% de aprobación y un 73% de rechazo, en cuanto a la gestión que ha tenido el Ejecutivo.

Sin embargo, no es el área peor evaluada. En ese lugar se encuentra “salud”, con apenas un 29% de aprobación.

Pero no todo es tan malo: “Relaciones Internacionales” y “Educación”, cuentan con un 65% y 53% de aprobación, respectivamente. Por otro lado, el desempleo, cuidado del medio ambiente y delincuencia no sufrieron mayores variaciones con respecto a enero.

Concertación

La aprobación del conglomerado concertacionista se mantiene por el suelo con un 27%, aumentando un punto respecto de las evaluaciones de diciembre y enero cuando tuvieron 26%.

En tanto la desaprobación llega a un 58%, comparados con el 54% que tiene el conglomerado oficialista.