En entrevista con The Clinic Online, Rodrigo Eitel, ex vocero del brigadier Pedro Espinoza, creador del grupo Vox’s y presidente de la Fundación Nuevos Líderes, se pasea por la actualidad y analiza el primer año de gobierno de Piñera.

Aunque dice que le ha gustado la nueva forma de gobernar, crítica el rol del ministro del Interior Rodrigo Hinzpeter y cree que ese rol estaba hecho para el ex senador Andrés Allamand. Eitel reconoce que la demora del mandatario en la venta de sus acciones de Lan y Chilevisión, entre otras, fueron un error, pero le celebra su manejo comunicacional.

-¿Cuál es la evaluación que haces de la gestión del gobierno?

A grandes rasgos es una evaluación relativamente positiva, te señalo esto porque lamentablemente han habido sucesos y situaciones que habría sido ideal que no hubiesen existido. Al gobierno del Presidente Piñera le tocó asumir el poder en una situación de crisis absoluta, incluso la misma ceremonia de asunción al cargo no estuvo exenta de varios temblores y con riesgo de tsunami en Valparaíso. Pero independiente de eso, considero que hubo varios errores. Por ejemplo en la planificación del gobierno para la designación de ciertos cargos, en la lentitud de la designación de ciertos puestos importantes, especialmente en materia regional.

-¿Y qué otras cosas no te gustaron?

Situaciones que son bastante delicadas, que es la designación en el cargo de figuras que puedan tener conflictos de intereses o que puedan ser cuestionadas por esto, como es el caso de la designación del subsecretario del Deporte (Gabriel Ruiz Tagle). Y varios cargos más que han existido en varias carteras, que está demás ir nombrándolos uno por uno, pero considero que se debió tener más cuidado considerando que habían algunas promesas del Presidente que no habían sido cumplidas a tiempo.

-¿Cómo cuales?

Como la venta de las accioines de LAN, la situación de Chilevisión, que no se concretaron en las fechas que se había comprometido. Ese tipo de situaciones lamentablemente generaron una disconformidad, una pérdida de confianza de la ciudadanía hacia el Ejecutivo y eso es sin duda es lamentable.

Hinzpeter a la baja

-¿En qué cargos crees que se cometieron errores ?

No podría decir de que hay personas que no son aptas para el cargo, creo que eso sería faltar el respeto al Presidente. No obstante, considero que hay personas que no eran las adecuadas para ejercer el cargo, por ejemplo en el Ministerio del Interior. Ahí se nombró a una persona que trabajaba para el Presidente Piñera en la vida privada o estaba relacionada con él en la vida privada y llevaron a una persona que no tenía el peso político, ni la trayectoria, ni la confiabilidad política y el conocimiento de la ciudadanía como para ejercer el cargo, me refiero a Hinzpeter.

Su falta de experiencia ha quedado claramente medida con errores garrafales e inaceptables que ha cometido al utilizar la fuerza como forma de entendimiento con la ciudadanía, cuando ésta se ha expresado libre y democráticamente. Tenemos como ejemplo el conflicto del gas en el sur en (Punta Arenas) y también el conflicto Rapa Nui, que fueron dos situaciones que en lo personal me generaron una molestia muy alta e incluso mandé una carta al Gobierno manifestando que como militante de RN y ex presidente de la juventud del partido, me parecía inaceptable que un correligionario aplique la fuerza en tiempos de democracia respecto a una manifestación libre y soberana de la ciudadanía.

-¿Lo considerarías el peor evaluado?

Es una persona que sin duda no ha obtenido el aprecio y el afecto de la ciudadanía, no ha logrado sintonía con la ciudadanía, ni siento tampoco que sea una persona adecuada para ser vicepresidente de Chile cada vez que el Presidente viaja. Creo que debiese existir una persona con mucho más peso político de mucho más trayectoria política, una persona que maneje de mejor forma especialmente las crisis políticas que se producen hoy en los partidos de la Alianza. Te doy un ejemplo, yo creo que el Ministro Allamand debió haber sido, una figura de ese peso, podría haber sido un muy buen ministro
del interior.

-¿Consideras buenos los ultimos cambios de Matthei y Allamand?

No, no lo considero bueno, una figura del peso de Allamand podría haber sido ministro del Interior, pero el hecho de nombrar en un ministerio a un senador en ejercicio, me parece pésimo, porque es doblarle la mano a la ciudadanía.

Fortalezas y debilidades

-¿Cuáles son las fortaleza y las debilidades?

Una fortaleza importante del gobierno es la capacidad comunicacional. El Presidente tiene una buena capacidad comunicacional especialmente -por ejemplo- en lo que respecta al conflicto minero. En el caso de los 33 mineros el Presidente fue sabio al hacer caso a su instinto, porque fue permanentemente asesorado de que no se quemara o que no se tirara a la piscina porque los mineros pudiesen haber muerto. Pero el Presidente decidió tirarse a la piscina, decidió seguir su instinto y jugársela el todo por el todo por encontrarlos con vida y después por rescatarlos.

¿Qué te parece el manejo de crisis en los casos de Punta Choros, Los mapuche, Punta Arenas e isla de Pascua?

Hay cosas que se deben aclarar, el Presidente gobierna, el Presidente viaja y representa a Chile ante el mundo y hay un gobierno interior que ve la parte administrativa, que lo asesora, que colabora y que trabaja con él que es su gabinete. Creo que aquí hay una relación directa con el jefe de gabinete que es el Ministro del Interior. Aquí hay una crisis y un mal manejo, la seguridad interior del estado depende directamente del Ministerio del Interior, entonces ha existido un mal manejo por parte del ministro del Interior y siento que la responsabilidad política no ha sido asumida por su parte.

No estoy de acuerdo con la forma en que se ha manejado el tema mapuche, el conflicto de Punta Arenas, me pareció horrroroso. Pero lo que me produce especial molestia es el tema de Rapa Nui, creo que con la gente del pueblo Rapa Nui hay que tener un especial cuidado, un especial tratamiento, es una cultura diferente, es gente distinta a la que hay que hacer entender ciertas cosas y respetar su cultura, es gente que no se le trata a la fuerza, no era la forma.

-¿Compartes lo que dicen de que Hinzpeter que reacciona a los problemas militarizando los conflictos?

Hinzpeter es una persona que trata de mantener una imagen de que todavía mantiene el cuadro de Allende en su despacho, que trata de dar una imagen como de anti militarista. No obstante yo no calificaría de militarizado, hay que respetar que los militares cumplen misiones de paz, misiones de reconstrucción, nosotros vimos a los militares respecto al terremoto levantando al país, hemos visto a militares en Haití, de los cuales nos sentimos que tener orgullosos.

-Pero se utiliza mucho la fuerza policial

Si, sin duda. Yo diría que es más bien represor, la palabra exacta es represor, creo que los militares se han ganado un espacio muy importante en la democracia de nuestro país y han sido muy respetados en ese sentido, hay que ser super cuidadoso en el manejo de la palabra y el término. Yo diría que el ministro del Interior ha sido represor.