Los cuatro presos mapuche que llevan una huelga de hambre de 86 días habrían sido separados y serían trasladados a distintos centros asistenciales del sur de Chile dentro de las próximas horas.

Así lo informó la vocera Natividad Llanquileo, quien denunció que los comuneros serían obligados a ingerir alimentos por la fuerza vía intravenosa para evitar que su delicado estado de salud empeore. Esta medida cuenta con la aprobación de la Corte de Apelaciones de Temuco.

Trascendidos señalan que el líder de la CAM Héctor Lláitul se mantendría internado en el Hospital de Victoria, Ramón LLanquileo ingresaría al Hospital Regional de Concepción, Jonathan Huillical a un centro asistencial de Nueva Imperial y José Huenuche ingresaría al Hospital de Los ängeles.

En tanto el el director del Hospital de Victoria, Joaquín Sanzana, habría confirmado el traslado a Radio Bío Bío pero no profundizó en el detalle de este operativo.