A la pena de 41 días de presidio efectivo fue condenado el diputado René Alinco (PRO) por el delito de manejo en estado de ebriedad, tras ser detenido por Carabineros en el sector de Placilla en noviembre del año pasado.

El Juzgado de Garantía de Valparaíso decretó la medida, además de aplicarle una multa de 2 UTM.

El legislador dijo a Agencia UPI que asumía la condena, consciente de que incurrió en un error “el cual reconocí desde el primer momento, cuando me sometí a las reglas de juego”.

Junto con desestimar apelar al dictamen, Alinco sostuvo que “cometí un error y cumpliré como cualquier ciudadano. Lo asumo (fallo) con entereza (…) la vida es así, y tengo la fuerza para seguir luchando, en especial contra quienes han querido destruirme”.

El Ministerio Público determinó llevar al parlamentario a juicio tras la decisión de la Corte Suprema de despojarlo de su fuero. Con esta decisión fue posible imputarle la conducta dolosa que terminó con la sentencia en su contra.

Los hechos ocurrieron la madrugada del 17 de noviembre de 2010 mientras el diputado por Coyhaique se trasladaba a bordo de su camioneta. Al ser descubierto por Carabineros por no respetar el ceda el paso de una esquina, Alinco habría intentado huir de la acción policial pero ingresó a una calle sin salida, donde finalmente fue alcanzado.

Además el personal policial advirtió que el legislador no quiso someterse a la prueba de alcotest.

Al menos mientras dure el tiempo de la condena, el diputado está imposibilitado de ejercer cargos u oficios públicos, sin perjuicio de que el Congreso pueda aplicar sanciones en su contra luego de esta decisión judicial.