Casi 700 millones de dólares fue la utilidad del brazo minero de la familia Luksic Antofagasta Minerals, durante el primer semestre de este año, mientras los trabajadores del Banco de Chile, de los mismos propietarios, cumplen 15 días en huelga legal por los bajos sueldos que paga la empresa.

El propio presidente de la minera, Marcelo Awad, calificó los resultados como “bastante buenos”, marcados por un alto precio del cobre y alta demanda internacional del metal rojo. El directivo señaló que aparte de la buena situación financiera gozan de una paz laboral única. “Afortunadamente nunca hemos enfrentado una huelga ni con nuestros trabajadores ni con los contratistas que están en nuestra compañía” dijo en La Segunda.

Pero dentro de las empresas de la familia Luksic no todos pueden disfrutar de este periodo de bonanza, puesto que el chorreo no pareciera llegar a los trabajadores del Banco de Chile, quienes llevan más de dos semanas de huelga legal en protesta a los bajos sueldos que paga la compañía.

Las manifestaciones han sido ruidosas en el centro de santiago pero no han sido cubiertas por los medios de comunicaciones tradicionales, probablemente por el alto nivel de inversión publicitaria que hacen Luksic a través de sus distintas marcas.

Al mediodía de este martes alrededor de 500 trabajadores pertenecientes a distintos sindicatos del Banco de Chile marcharon por las calles del centro de santiago con pitos, tambores y pancartas que decían “somos los mismos que para la Teletón les damos 27 horas de amor”.

Los trabajadores rechazaron lo ofrecido por la institución bancaria en la última negociación colectiva y entre sus demandas figuran un aumento de 50 mil pesos en sus sueldos, un bono de término de conflicto de 1.500.000 pesos y el acceso a créditos con bajas tasas de interés.

La manifestación terminó sin desmanes ni detenidos.