Un breve, pero duro dictamen, emitió el pasado 25 de agosto la Contraloría en contra del Ministerio de Obras Públicas, dirigido actualmente por el presidenciable Laurence Golborne.

El organismo fiscalizador desechó por ilegales tres resoluciones dictadas por la Dirección General de Obras Públicas (DGOP), que a su vez le ordenada a la de Arquitectura, para que gestionara la incorporación de arte en construcciones viales y dos aeropuertos.

Se trata de la Ruta 5 en el tramo Vallenar-Caldera, los terminales aéreos “El Tepual y Diego Aracena de Puerto Montt (X Región) y Diego Aracena de Iquique (Región de Los Lagos), y conexión vial Melipilla-Camino de la Fruta.

La negativa para ejecutar la toma de razón se debió a que el año pasado el Ministerio de Hacienda, dirigido por Felipe Larraín aprobó para el 2011, vía decreto, los “recursos para las iniciativas de inversión de las obras de arte de que se trata”.

De acuerdo al dictamen y a la información pública del MOP, la suma total asciende a $ 233 millones 877 mil pesos que saldrían de las arcas fiscales.

“… ello no resulta concordante con la circunstancia de que los antecedentes que rigieron las licitaciones de las respectivas obras concesionadas contemplaron expresamente que sería de costo de la sociedad concesionaria la ejecución de las obras artísticas asociadas al proyecto, hasta el monto que en cada caso se indicó”, señala uno de los párrafos del documento que publica The Clinic Online.

Al respecto, el MOP confirmó las observaciones hechas por la Contraloría, pero indicó que los privados deben pagarle a la secretaría de Estado por la incorporación de obras de arte. Sin embargo, no se pronunció por qué se aprobó la suma de dinero cuestionada, salvo que se verificarán los alcances con las concesiones.

Caos administrativo

No fue el único tirón de orejas a la cartera de Golborne. La Contraloría halló un caos administrativo, falta de prolijidad y desconocimiento de cómo informar al organismo de control en el proyecto relativo al nuevo edificio que albergará a la Fiscalía Nacional.

Se trata de la consultoría sobre el diseño arquitectónico que tendrá la construcción, que fue ganada por el arquitecto Luis Corvalán Véliz y la empresa “Lateral Arquitectura, Arquitectura y Diseño Ltda.”.

En 12 puntos la Contraloría detectó anomalías administrativas que derivaron en que no tomara razón y declaró ilegal la decisión del MOP.

Por ejemplo las bases cambiaron a medio camino sin consultarle al organismo fiscalizador, y no se adjuntaron una serie de antecedentes vitales para saber si todo estaba en regla.

El MOP informó que aclararán las observaciones, pero indicó que ellas no alteran el resultado final.

“Aclarado lo anterior, se suscribirá un nuevo contrato con el mismo ganador del Concurso público, esta vez, con las correcciones indicadas por la Contraloría incorporadas”.

Lea los dictámenes y las resoluciones del MOP