Fuertes acusaciones lanzó el cuestionado cura Fernando Karadima, quien acusó al cardenal Francisco Javier Errázuriz de haber pagado 500 millones para detener la publicación de un libro en que se aseguraba que el ex Arzobispo de Santiago “era un pedófilo”.

La denuncia, que fue publicada este viernes por Centro de Investigación Periodistica CIPER Chile, asegura que los dichos de Karadima los realizó durante la declaración en el proceso que lleva en su contra la ministra en visita Jessica González.

El ex párroco de El Bosque, según el medio, sostuvo que “el Cardenal me dijo en su casa que habían unos rumores en contra mío, pero que él no los creía, que no hiciera caso. Me dijo que contra él habían escrito un libro en que decían que él era un pedófilo y que pagó $500 millones para callar una mentira”.

En las declaraciones que revela Ciper, el cura se defiende de todas las acusaciónes de abusos deshonestos que se le imputan apelando incluso a la intervención del demonio.

Puedes leer el Reportaje completo aquí.