FOTO: ALEJANDRO OLIVARES

35 chuchadas se mandó la militante de base del Partido Socialista Angélica Reynaga, el 24 de marzo de este año, a la salida de una reunión que había en la sede. Allí, entre medio de trifulcas con militantes, increpó al senador Fulvio Rossi. Le dijo de todo en poco más de dos minutos y con la prensa al medio. El video fue subido a Youtube y ya tiene más de 25 mil visitas.

¿La retaron en el partido después del video?
No, qué me van a decir los culiaos. Yo soy libre albedrío. Es importante decir las cosas que uno piensa, porque si no sería una puta política. A mí me tienen que retar si me voy a la derecha y trabajo pa’ los culiaos, ahí tienen todo el derecho. Pero al contrario, todos me felicitaron.

¿Qué pasó ese día?

Había reunión política y justo me embronqué y dejé la cagá. Yo quería pillar al hueón del Fulvio porque andaba puro hueviando y no hizo el trabajo que le correspondía en Antofagasta, fue puro pajeo. Esa vez un viejo le tiro una chuchá a una compañera, le dijo ‘maraca conchetumare’, y yo le dije: “a quién vení a tratar así, viejo culiao”. Le pegué unos charchazos y una patá en la raja, pero después de arriba me pegaron un silbido.

¿Estaban ordenando el buque?

Claro, pa’ que parara la mano, pero a las finales estoy en la calle, hago las hueás que quiero.

Pero igual Fulvio le dijo ‘hay que trabajar, compañera’ y le dio la mano.
No le quedaba otra poh, con cámaras un huevón habla de todo, si son artistas. Al final le dije, “soy rico, pero no me tocai ni una fibra”. Lo que a mí no me gusta es que justo cuando hay campaña aparecen todos los hueones, eso es lo que me duele.

¿Cómo se enteró que el video estaba en Youtube?
La compañera Rosa, la de la puerta de la sede, me dice compañera Angélica sabe qué, y yo le digo “que hueá pasa en esta casa culiá”, porque llego bien acabroná a la sede. Cuando entro digo: “hola, cómo está el pueblo ¿unido o no?”, porque si está desunido valimos callampa. A veces me ven y empiezan a decir “llegó la señorita, la pituquita del partido”.

Igual la repasaron

Claaaro…pero me di el gusto de decirles: “a ustedes les gusta que se los metan hasta los cocos, a mí no”. Una vez la Bachelet se cagó de la risa cuando paré a un hueón. Le dije: “voh, traidor culiao, estai aquí, mercenario culiao, ráspala altiro. Me dijo ‘a mí me dice, compañera Angélica’. Y yo le dije: “parate al tiro, viejo chuchetumare, soy una lepra culiá, las manzanas podridas hay que sacarlas, qué le vamos a dejar de herencia a los cabros jóvenes, pura mierda, pajeo, estai hueón, pa fuera”. Lo pesqué y lo saqué cagando. La Michelle Bachelet se quería morir. Todos bien cultos y yo tenía que cagarla. Si yo hace años que salgo en la tele hueviando.

¿Se ha encontrado con Fulvio después del video?
Cuando me ve da vuelta la cara. Si estuviera mi presidente, mi Chicho, esto no pasaría. Cuál de todos los chuchesumadres se cree más grande. Puro poder. Esta hueá es una casa de putas. Están peor que Hitler los culiaos.

¿Por qué pasa eso?
La plata, la plata… cuando antes nosotros trabajábamos por la pura fe, como los evangélicos, puta que éramos uníos. Hacíamos olla común, uno ponía medio kilo de porotos, otro ponía zapallo, puta que salían lindas las hueás. Ahora no po’, van a comer a cualquier restaurante bacán. Por eso ahora el partido es una mierda culiá, pero es mi partido.

Es su mierda…
Es mi mierda, la caca culiá que está ahí, pero es mi partido. Lo que no quiero es que el día de mañana nos muramos todos los viejos culiaos que habemos y que la generación nueva siga las mismas mañas. Hay que tener una pura cabeza. Y ahora empiezan a aparecer los mismos apellidos de siempre, el Tucapel Jiménez, el Ominami… falta que el asado se dé vuelta un poquito.

Hace falta que algo caiga en las poblaciones.
Lógico, por lo menos que a la base le caiga un poco del caldo.

“Pinochet se llevó todo el oro”
¿Desde hace cuanto que es militante del PS?

De los 14 años y tengo 57. Me hice militante porque me gusta hueviar y me gustaba andar haciendo murales. Mi padre era muralista, tenía buenos estudios, de buena familia, pero mi madre se cagó en la alfombra y le puso el gorro a mi taita. Yo me crié más libre, fui hippie, todas las micros me servían, pero sanamente. Ahora no, poh, te dai media vuelta y los hippies te calan al tiro, es otra la mente.

¿Todas sus compañeras en la población son paradas en la hilacha como usted?
Todas mis compañeras que han muerto eran bien choras. Nos agarrábamos con los milicos y los pacos y le quitábamos las gorras. Puta, quitarle el gorro a un paco era mi diploma. Imagínate, ver a un paco en el suelo y con su mismo palo pegarle, era como la laucha siguiendo al gato. Eran cosas chistosas que uno hacía.

¿Qué historias recuerda?

Muchas, me sacaban la chucha y después tenía que desquitarme con los hueones, pegándoles patás en las verijas.

¿En dictadura?
Sí, en la dictadura pasé una cosa muy grande, a mí me hizo daño el viejo culiao (Pinochet), aunque esté muerto siempre lo voy a maldecir, y a todos los derechistas, porque todos esos culiaos toman de la misma leche. Yo tengo compañeras que se las pescaron y nacieron hijos de las violaciones de los hueones del estadio Nacional. Esas mujeres murieron y los hijos quedaron y se hicieron gay. Es penca. Yo en ese tiempo estaba embarazada, tenía como 8 meses, y me dieron una que nunca voy a olvidar. Salí a prender un cigarro cuando estaba en la fila para comprar y le pedí a alguien que me cuidara el puesto. Cuando volví una hueona dijo que me estaba metiendo en la fila. Los milicos no creyeron y me sacaron la chucha.

¿Y la guagua?
Se me murió… en realidad yo llegué al Barros Luco pero no sé qué pasó con ella. Me dijeron: “Querí la guagua o te vai tú”. Nunca supe de ese hijo.

¿No sabe qué pasó?
No, pero después seguí luchando con más odio contra estos culiaos. Fui perseguida por la CNI. Para que no me pillaran, tenía que transformarme, me ponía faldas largas, parecía canuta. Los hueones querían puro hacerme desaparecer. Yo tenía un pozo séptico en mi casa, siempre le echaba cal, tenía dos chuzos atravesados adentro y ahí me escondía. Respiraba con un tubo pa arriba.

¡Se metía adentro del baño!
Pero claro. Estaba traumatizada con los bototos, si era una hueá enfermante. Acá allanaban y nos venían a quitar las joyas, las gargantillas, los anillos de matrimonio… Pinochet se llevó todo el oro, todo lo que tiene el viejo culiao y la viaja maraca es de los pobres. A mí me llevaron el anillo de matrimonio, el de ilusión, los aros, todo.

¿Qué le pasó cuando supo que murió?
Yo feliz, a ese viejo culiao una vez le escupí la cara cuando me estaban atendiendo en el hospital militar… El viejo venía con un abrigo grande y dos hueones bonitos, como de porcelana. Me paré y les dije que ni con el viejo culiao se me iba a quitar el dolor y paf que le tiré la saliva.

¿Cómo se vive la política en una población?
Acá estamos todos en contra del Piñera. Yo también trabajé en la campaña contra Joaquín Lavín, le quitaba materiales, banderas… esos son galardones pa’ uno. También trabajé contra el enemigo Iván Moreira. Una vez me dijeron: ‘Compañera Angélica, viene el hueón de Moreira’, salí y le hice cagar la camioneta a peñascazos, y a todas las hueonas con peto, las pesqué y las tiré pa’ abajo.

Parece que tiene harto arrastre por acá ¿cuántos votos mueve?
Tengo caleta de gente, muevo caleta de votos, pero no puedo decir cuántos o sino van a llegar todos donde la Angélica.

“Falta cultura en este país culiao”
¿Cómo tiene que ser un socialista?

Social, poh. Si los hueones se mojan el potito la hacen bonita, porque yo les pongo los votos. Pero acá hay gente que no quiere saltar y ni se mueven del escritorio.

¿Le da vergüenza que algunos políticos se hagan llamar socialistas?

Me da vergüenza ajena. Muchas veces he reclamado porque en la sede del partido hay un salón donde llegan los compañeros por cualquier necesidad, y hay muchos diputados o senadores que entran con el celular en la oreja, pasan y se van. No dicen ni hola, ni buenas tardes. Una vez estaba la Isabel Allende y le dije que esta hueá da vergüenza. Nosotros luchamos para que estos hueones trabajen y ni saludan. La Isabel me quedó mirando y le dije ‘puta que falta cultura en este país culiao’. De qué socialistas estamos hablando…

¿Son de cartón?
Claro, eso es lo que me duele.

¿Y Michelle Bachelet?
Yo adoro a mi presidenta, me saco el sombrero por ella.

Pero adentro del PS la blindaron por orden de Escalona.
Noooo… por poco dijeron que era la amante. Lo que pasa entre Camilo con la Michelle tienen una amistad de cabros. Andaban hueviando igual como anda hueviando la Camila Vallejo con este cabro, el Jimmy (Giorgio Jackson). No es que el Camilo quiera manejar a la Michelle. Él tiene peso propio, de hecho reventó el distrito 27, fue el único hueón que anduvo con la gente codo a codo. Acá todos los quieren, el que manda el fundo es el Camilo…

Pero en el partido no lo quieren mucho…
En el partido sí, po’, es que el Camilo es un hombre muy reservado, es un hueón que no es fumador, no es tomador, ni bohemio.

¿Los socialistas son tomadores y bohemios?
Les gusta el hueveo y se salen del clóset también. Los socialistas culiaos no tenemos ningún brillo.

¿Ha tenido ganas de irse del partido?

No, voy a ser socialista hasta que me muera, porque nunca les voy a dar el gusto a los hueones.

¿Qué pensaría Allende del partido si estuviera vivo?
Se avergonzaría, Allende se habría ido al Partido Radical y habría terminado con el PS. Nunca más va a haber un presidente como lo era Allende. Ni la misma Isabel que es hija, que viene de los cocos del viejo, tiene la misma plantilla, lo único que le ocupa es el apellido.

“La plata, huacho”
La Concertación durante la década del 90 estaba toda cuadradita, ¿en qué momento quedó la cagá?

Quedó la cagá porque uno quería ser más que el otro y otro quería ser más que este, empezó la avaricia y eso mata. La plata, huacho. Se volvieron burgueses. Poní a los socialistas con los derechistas y anda por ahí mismo la hueá. Yo me he pegado las medias insolaciones en las poblaciones, llego mojá y con las patas pa’ la cagá caminando y panfletiando. Y nadie agradece esa hueá, después los otros se ponen un buen abrigo y contratan guardaespaldas.

¿De que pecó la Concertación?

Por no trabajar, por las mentiras y por los sinvergüenzas. Hablemos las hueás como son. El pecado más grande es que no le llegaron las cosas a la gente que realmente las necesita. Pescaron a gente que no debieron haber pescado, porque siempre le ha llegado a los mismos hueones oportunistas. Son puras putas políticas. Hueones mercenarios que dividen los partidos y los desgastan…

¿Hay mucho mercenario político?
Claro, si andan por plata o sino no funcionan los culiaos, están igual que esas máquinas a las que si no le echai una gamba no ganai ni uno. Son maricones.
Por eso la Concertación está cagada, porque van a puro tirar la mano y pescar las moneas a fin de mes, y les importa un pico los pobladores.

¿Qué pasó con la fraternidad?
Qué fraternidad, mijito, no hay ni una hueá. Me da pena que las cabezas no han hecho la pega para la gente de abajo. Si los huevones de arriba están bien. Tú creí que un hueón de arriba va a sufrir lo mismo que un poblador. La gente de población siempre va a ser discriminada.

¿Qué piensa de la gente que quiere refundar la Concertación?
Lo encuentro difícil. Si llegara a salir la Michelle podría ser, pero también los compañeros no tuvieron consideración con ella. Se mandaron cagás grandes. La Michelle ayudó mucho al pobre, le dio hartas facilidades…

¿Usted estaría por hacer un gran partido con los socialistas, los radicales y el PPD?
No me gusta. Juntos pero no revueltos. Si juntamos a la Concertación en un partido, en la misma sede, sería una casa de putas la hueá. Cada uno tiene que tener su sede, pero hay que trabajar, porque si no lo hacemos vamos a perder otra vez…

¿Qué le parece la gente nueva de la Concertación?
Está bien, no voy a quedarme en el pasado, pero que venga alguien que se la gane. Yo no he visto a la Isabel Allende aquí, y si ha pasado ha sido en un auto, porque no bajan a ensuciarse los zapatos.

¿Cómo ve las elecciones presidenciales del 2013?
Encuentro medio difícil que llegue la derecha y también es complicado para la Concertación. Tendrían que llegar con un artista que nos agrade a todos nosotros que somos torrantes. Te digo la sincera, si se tira la Michelle ahí como que me la juego nuevamente. La gente se cuadraría al tiro con ella.

¿Y la derecha por qué no? De hecho en las poblaciones votaron harto por Piñera.
Los pobres creen en el viejito pascuero, pensaron que Piñera iba a ser como el Farkas. Pero las viejas rebotaron. La misma gente DC, que son guata amarilla, ¡cuántas viejas votaron por el huevón! Y el viejo, pal tiempo que lleva, no ha avanzado ni un metro…

¿Por quién va ahora? ¿A quién le va a tirar las chuchás?
Al Enríquez Ominami quiero puro pillarlo a ese chuchesumadre, lo quiero con mayo.

¿Que le diría?
El culiao no me gusta por su manera de expresarse, porque como somos pobres nos mira como un bicho. Esa hueá me duele por toda la gente que murió por una democracia y un país libre. Si los culiaos se andan desmarcando y haciendo negociados yo los dejo en su lugar. Además dijo que se avergonzaba de ser chileno y tuvo la cuea de que el papá se lo llevara pa’ Italia mientras que todos los culiaos nos quedamos cagados acá.