Durante la última presidencial, un puñado de figuras del mundo de la cultura y del espectáculo hizo público su apoyo a Piñera. Aparte de los 5 que aquí responden, Kike Morandé, Viñuela, Chavito, Marlén Olivari, Patty Maldonado y Pancho Puelma se pusieron con Tatán, pero no pudimos ubicarlos o prefirieron no contestar. También lo apoyaron Carlos Leppe y Justo Pastor Mellado, quienes por ser hoy funcionarios del gobierno lógicamente no fueron considerados para esta encuesta.

Usted,
1.- ¿Sigue apoyando a Piñera?
2.- ¿Lo ha hecho mejor o peor de lo que esperaba?

Luis Gnecco, actor:
1.- Si se volvieran a presentar los mismos candidatos que se presentaron en ese momento, volvería a votar por Piñera.
2.- Mmm, honestamente, en algunas cosas me ha decepcionado.


Teresa Calderón, escritora:
1.- NOOOOO lo apoyo ni tampoco a los del otro lado.
2.- No ha hecho ni mejor ni peor que los otros. Hay que buscar nuevas opciones.


Gonzalo Feito, animador:
1.- La preguntita hueón… sí, lo sigo apoyando.
2.- Le ha tocado muy difícil. Extremadamente difícil. Pero si uno mira los datos duros, los datos fríos en términos de empleo, salud, bonos, inversión de plata al sistema educacional; todas las cifras están por sobre las gestiones anteriores. Bajo ese parámetro estoy de acuerdo con su gestión. No se puede arreglar todo en cuatro años, es muy difícil.


Roberto Ampuero, escritor:
1.- Desde luego.
2.- Lo ha hecho bien en un panorama súper complicado, marcado por dos factores que en enero de 2010 nadie esperaba: El segundo peor terremoto-tsunami de nuestra historia y la irrupción de demandas sociales acumuladas por decenios y que exigen soluciones radicales inmediatas.


Daniel “Huevo” Fuenzalida, animador:
1.- Lo que pasa es que yo lo apoyé en términos de pega, candidatura y trabajo. La verdad es que yo no sé si apoyar, todos los gobiernos tienen sus cosas positivas y sus cosas malas. Y obviamente hay que determinar en qué termina el ciclo, ver en qué termina esto, si aún quedan dos años de gobierno.
2.- Yo creo que hay temas que obviamente dejan harto que desear, temas que están en deuda. Básicamente la delincuencia, prometió en campaña lo de parar la puerta giratoria, pero aún no vemos el candado. Y eso obviamente nos ha afectado a todos, desde la delincuencia el asunto es piramidal, empieza a chorrear para todos lados. Ahí hay una deuda importante. El problema de la educación, si bien es cierto que no se ha sabido manejar en el gobierno, es algo más de Estado y no tan de gobierno. Sin embargo, era una tremenda oportunidad para revertir la situación y no han sabido aprovechar esta oportunidad para tener un diálogo con los jóvenes y los estudiantes.