“Cuando una empresa lucra con la imagen del Padre Hurtado, la usa para vender y no lleva adelante los valores que encarna él o el Hogar de Cristo, se va todo lo bueno a la basura”. Eso dice Jaime Gutiérrez, presidente del sindicato de trabajadores de la Funeraria Hogar de Cristo, quienes hoy cumplen 4 días en huelga y denuncian, además de reducir los beneficios de sus trabajadores, serias prácticas antisindicales por parte de la empresa propiedad proveniente de la obra del Padre Hurtado.

La lista de prácticas, denunciadas a la inspección del trabajo, la seremi de Salud Metropolitana y en los mismos tribunales, van desde la negativa a recibir al presidente del Sindicato en la primera reunión hasta la comunicación de una última oferta -inexistente según los trabajadores- en la jornada previa a la votación de la huelga, la semana pasada.

Todas ellas, prácticas que adjudican como responsabilidad directa del gerente general de la empresa, Andrés Ferreti, quien sin embargo da cuenta a un directorio que integran miembros de la fundación y el mismo capellán general de la Compañía de Jesús, Pablo Walker Cruchaga. Y quienes aún no se pronuncian sobre lo que pasa en la empresa de las carrozas blancas.

Regatear hasta que duela

Las denuncias van a llegar a juicio, o al menos una. ¿La razón? Antes de iniciada legalmente la huelga, la empresa intentó boicotear la votación para decidir ir a huelga haciendo público un documento con las mejoras que supuestamente habían integrado en la última oferta para el contrato colectivo.

Sin embargo, tales beneficios no existían. Por eso, el sindicato presentó una denuncia por éste y otras prácticas desleales -como se dice durante el período de “buenos oficios”- y esta semana volvió con otras dos causas: una por reemplazos durante la huelga a la Inspección del Trabajo y otra a la Seremi de Salud Metropolitana por operar como funeraria en una de las dependencias de la empresa que no está autorizada para realizar esas funciones.

Situaciones que a los trabajadores, aparte de la entrampada negociación colectiva, los tienen de las mechas con Los Parques S.A., la empresa que administra la funeraria de la obra del beato chileno hace alrededor de 15 años y quienes también son dueños de los Cementerios Parque del Recuerdo.

Antes de ello, los dirigentes sindicales se entrevistaron con el capellán de los jesuitas, Pablo Walker, como miembros del directorio al cual Ferreti le rinde cuentas. La reunión fue, según los trabajadores, para informarle lo que estaba ocurriendo y tomara cartas en el asunto, cosa que según ellos no ha ocurrido hasta ahora.

Trabajadores antiguos vs nuevos

Todo esto, dentro de una negociación que busca congelar los beneficios al grupo de trabajadores que están suscritos a la negociación anterior y bajarlos a los que se integraron este año. Por ejemplo, la empresa está buscando eliminar la asignación por antigüedad, congelar los beneficios de movilización, colación, bono de vacaciones y otros, sólo para quienes habían firmado el contrato anterior (dos años) y no darlos a quienes se han incorporado después.

Para ellos, los trabajadores que arman su remuneración final en más del 80% por comisiones, se las quieren bajar y reducir el pago por los servicios que se realizan fuera de cada ciudad donde haya sucursal. Todo esto, además, con la denuncia del sindicato de que no hay escritura y la única referencia para esos pagos son una planilla Excel.

“Ni siquiera tomaron en cuenta una contrapropuesta. Con mucha prepotencia y éstas prácticas están intentando aprobar a toda costa lo que les conviene a ellos, dejando muy mal parada la imagen del padre Alberto Hurtado y su legado”, dice Gutiérrez.

Según el asesor sindical de Desarrollo y Trabajo Consultores, Felipe Ossandón, Ferreti “no les quiere dar ni movilización ni colación porque no es capaz de extender los beneficios a todos”. Desarrollo y Trabajo Consultores

La situación los tiene contra las cuerdas, en un mes complejo y con la empresa funcionando a media máquina con parches en todos los servicios y serios problemas en las sucursales de Quilpué, Viña del Mar, Valparaíso, Concepción, Temuco y Puerto Montt.

Durante esta semana, los trabajadores movilizados (186 de los 220 funcionarios) se manifestarán en distintas partes de la ciudad, tal como lo hicieron este fin de semana en el santuario del santo sacerdote de la camioneta Verde. Hasta allá llegaron a manifestar lo que, alegan, varios medios han querido tapar y no mostrar de la empresa que viene de la fundación.

Esta situación se suma a los problemas que ya enfrentó la propia fundación en septiembre pasado cuando 52 trabajadores del call center captador de socios se fueron a huelga también por mejoras salariales.

La empresa fue contactada por The Clinic Online, pero no respondió a la consultas hasta el cierre de esta edición.