El senador Alejandro Navarro (MAS), ante la eventual salida del ministro de Educación, Felipe Bulnes, expresó que esa “decisión sería más bien política que buscaría contener la movilización estudiantil de marzo y crear falsas expectativas respecto de un nuevo ministro”.

A Pablo Longueira se le cayó el cassete y aseguró que Bulnes dejará el cargo en el Mineduc. Después atribuyó sus dichos a un lapsus ocasionados por el cansancio de volver de sus vacaciones en bus.

“Que existan tres ministros de Educación en dos años muestra claramente que este gobierno no ha sabido asumir, ni asegurar un control institucional sobre los procesos educativos”, expresó el senador Navarro.

El legislador también manifestó que “el gobierno debe evaluar muy bien el próximo nombramiento y si la idea es poner un ministro por año, de tal manera de tener siempre un ministro fresco y no contaminado, es una estrategia que va destinada al fracaso”, aseguró Navarro.

De acuerdo al senador “lo que preferiríamos es tener un ministro interlocutor que pueda acumular el proceso que lleva adelante, porque más allá de que sea el Presidente quien lo nombre, el pulso personal de los ministros es muy importante”, agregó.