“No solo se lucha desde una marcha o desde la comunidad; el fútbol también nos permite defender lo que somos como pueblos”, subraya Nelson Coliñir, ex futbolista profesional y uno de los gestores del inédito torneo.

Seis equipos animarán el Primer Nacional de Fútbol de Pueblos Indígenas, a realizarse a fines del mes de Febrero en el Estadio San Carlos de Apoquindo, Región Metropolitana. Así lo confirmó en Santiago a The Clinic, Nelson Coliñir, ex futbolista profesional de origen mapuche y representante de la Asociación Nacional Deportiva Indígena, instancia que organiza el inédito campeonato con apoyo gubernamental.

“El objetivo es unir, a través del deporte, a todos nuestros pueblos. Y qué mejor manera de hacerlo que a través del fútbol, pasión de multitudes”, señala Coliñir, confirmando que seis equipos provenientes de todo Chile disputarán la copa. “Tenemos confirmados dos equipos Mapuches, uno Aymara, otro Lican Antay, un equipo Rapa Nui y un representativo del Archipiélago Juan Fernández. Será el primer torneo de estas características que se realiza en Chile”, agrega Coliñir.

Financiado con aportes de la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena (CONADI) y el Instituto Nacional del Deporte (IND), el “Nacional Indígena”, como le llama Coliñir, buscará también transformarse en una fiesta intercultural abierta a todos los habitantes de la región. “Cada delegación arribará a Santiago con sus artistas y muestras de arte de cada pueblo. Queremos que quienes asistan puedan disfrutar de nuestra música y nuestros bailes tradicionales, acercar a la gente de Santiago a nuestro patrimonio cultural, alejar así el racismo y la discriminación”, indica Coliñir.

El torneo se disputará entre el 29 de Febrero y el 4 de Marzo en el Estadio San Carlos de Apoquindo, pleno barrio alto Santiaguino. ¿No les incomoda el recinto?, preguntamos, atendiendo las denuncias por discriminación conocidas en días recientes en Chicureo. “En absoluto. San Carlos ofrece las mejores condiciones para un evento de estas características. ¿O por ser indígenas tendríamos que hacerlo en una cancha de tierra?”, responde Coliñir, ex futbolista profesional formado en el exclusivo complejo de la UC y que integró además en los 80’ las inferiores de Colo-Colo.

“Desde ya invitamos a todos nuestros peñi, lamngen, a que nos acompañen. Sabemos que miles de mapuches viven en Santiago y por tanto debiéramos jugar de local”, señala. “Por lo mismo llevamos dos equipos mapuches; una Selección Nacional y un segundo equipo compuesto por jóvenes de Maquehue”, agrega. “No solo se lucha desde una marcha o desde la comunidad; el fútbol también nos permite defender lo que somos como pueblos y ese es el espíritu de esta actividad”, subraya Coliñir.

¿Por qué fútbol y no deportes indígenas?, consultamos. “Porque el fútbol es un deporte masivo entre los mapuches y otros pueblos, que convoca a la gente, que entretiene, que nos reúne más allá de las diferencias políticas o étnicas”, indica Coliñir, adelantando para mediados de año la realización de un torneo similar pero de deportes indígenas. “La idea es avanzar hacia un Nacional de Palín, por ejemplo. Vamos a trabajar en ello y así en muchas otras disciplinas deportivas”, finaliza.