Hace unos minutos el Presidente de la Fech, Gabriel Boric, confirmó a través de su cuenta en twitter que la federación que él dirige terminó su vínculo con CENTRO DE ESTUDIOS PREU S.A., la empresa que a cambio de un pago anual ocupaba el nombre de la entidad universitaria.

“Con alegría comunicamos que como FECh hemos terminado de forma definitiva vínculo con PreU FECh. Nuestro principios no se transan por dinero”, mencionó Boric en la red social, confirmando un rumor que se venían escuchando hace unas semanas en la federación.

Desde la Federación se confirmó a The Clinic Online que tanto Vallejo como todo el resto de la mesa votaron en contra de la renovación del contrato, aunque bastaba una sola disidencia para terminar con el vínculo. Es decir: el año pasado toda la mesa directiva (Vallejo, Francisco Figueroa, Cristóbal Lagos, Mauricio Valencia y Juan Pedro Luhrs) votó a favor.

El año pasado, precisamente el 8 de agosto, la Juventud UDI denunció el hecho, justo en el momento más álgido de las movilizaciones estudiantiles, criticando a la federación entonces presidida por Camila Vallejo de lucrar con la institución, mientras criticaba directamente al gobierno por el mismo tema.

“No hay lucro porque (si bien) esa plata que sale del preu no se invierte en el mismo preuniversitario, sí se reinvierte en los gastos que tienen las actividades de la federación, como extensiones populares. No es una cuestión que vaya al lucro individual de nadie y nadie está ganando plata por eso”, dijo entonces la dirigente universitaria.

En esa ocasión, el presidente de la juventud UDI, Álvaro Pillado, llamó a la dirigente comunista a aclarar “el contrato en que la Fech acuerda arrendarle por más de 30 millones de pesos el uso exclusivo del nombre a la sociedad PREU S.A.”.

Por su parte, la empresa aludida difundió un comunicado a través de su sitio web donde explica que “a partir del período académico 2012, CENTRO DE ESTUDIOS PREU, deja de llamarse PREUNIVERSITARIO FECH, debido a que no fue posible llegar a un acuerdo con la actual Directiva de la FECH para el período 2012”.

La empresa lamentó “no poder seguir colaborando financiéramente con la organización estudiantil de la Universidad de Chile”, considerando la importancia tomada desde el año pasado para el movimiento estudiantil chileno.