El abogado Tomás Jocelyn-Holt fue proclamado el sábado recién pasado como candidato presidencial de Chile Primero. Suena extraño que un Demócrata Cristiano sea el abanderado presidencial de un partido que apoyó a Sebastián Piñera en la pasada elección presidencial. Pero Jocelyn-Holt explica que justamente la idea de esta candidatura es romper los esquemas del pasado.

La colectividad fundada por Fernando Flores se encuentra desmarcada de lo que fue la “Coalición por el Cambio” y ahora busca abrirse camino más allá de los bloques políticos tradicionales. Tomás forma parte de la Concertación desde sus inicios y en la última elección presidencial votó por Eduardo Frei, pero hoy dice no sentirse identificado por la coalición del arco iris. Este es Jocelyn-Holt, el primer candidato “oficial” para las elecciones presidenciales de 2013.

-Tomás ¿Por qué se presenta 2 años antes de la elección?
-Porque hay un gran vacío político en Chile. El apoyo de la Alianza por Chile y de la Concertación es bajísimo. Ese vacío político no se resuelve 3 meses antes de la elección tratando de jugar cambios de imagen para subir en popularidad. Lo que hay que hacer es llenar ese vacío y generar una nueva mayoría.

-En la elección presidencial de 2009 ¿usted por quien votó?
-Yo voté por Eduardo Frei en la primera y segunda vuelta. Aunque consciente de que la campaña la estaba haciendo mal. Y lo que te digo no es nada nuevo. Mis críticas al comando fueron públicas.

-Fernando Flores fue muy criticado cuando se fue de la Concertación y fundó Chile Primero. Hasta lo trataron de traidor. ¿Puede un político cambiar su afiliación partidaria sin traicionar sus ideales?
-A mi no me gusta demonizar a nadie. Creo que esa es una mala forma de hacer política. Yo creo que Chile Primero entendió que iba a haber un giro político en Chile y tuvo razón. La mayoría votó por Sebastián Piñera. Yo voté por Frei, pero no estuve con la mayoría en esa oportunidad. Algo pasó en el país. No se puede ser tan parroquial y definir las lealtades políticas en función de familias cerradas. A mi nadie me va a venir a contar cuentos. ¿Qué se creen esos fariseos que pueden apuntar con un dedo y decidir donde uno tiene que estar? Las lealtades políticas se deben definir en términos de futuro, en lugar de identidades del pasado. A mi nadie me va a dar una especie de certificado de buena conducta. Mi testimonio es personal y nadie me lo va a quitar.

La Democracia Cristiana

-¿Por qué se presenta por Chile Primero y no por la Democracia Cristiana?
-Porque la DC no quiere tener candidato en la elección de 2013. Está haciendo todo lo posible para no tenerlo. Si uno escucha a todos los dirigentes, lo único que hablan es de Michelle Bachelet o de hacer primarias.

-¿Qué le parece la candidatura de Ximena Rincón?
-Está bien que se presente. Pero en la medida en que van a una primaria, la van a perder. Porque la DC no tiene condiciones para llegar y ganar en una primaria donde va a votar solamente el activo ideologizado del país, que es apenas un 10% del padrón electoral. La primaria va a ser una excusa que va a utilizar la DC para no ir a la elección final. Lo cual es grave. Porque Chile necesita ampliar la oferta en esta oportunidad. Y la única forma de corregir la falta de legitimidad política, es ampliando la oferta y no disminuyéndola.

-¿Es correcto que la DC efectúe acuerdos con el Partido Comunista?
-Esa pregunta tienes que hacérsela a Ignacio Walker. Pero lo que yo creo es que no es correcto seguir alimentando a dos coaliciones que nos tienen cautivos del pasado. Es crudo, pero estas dos alianzas se necesitan para alimentar el odio que hay de una por la otra. Sin la Alianza la Concertación se desmorona y viceversa. Lo peor, es que la única forma que la Concertación se mantiene unida es recurriendo a una señora que está en Nueva York. Así estamos fritos. La gente que esta fuera de las dos coaliciones no es un porcentaje marginal, por el contrario, son la mayoría.

-¿Qué lo diferencia de otros políticos de su generación como Claudio Orrego o Ricardo Lagos Weber?
-No voy a dar nombres. Pero mi generación tiene la opción de quedarse como jubilados mirando qué es lo que pasa con el país y dando pena o tomar los conflictos políticos y convertirlos en una oportunidad para Chile. Hay que hacer un nuevo mix con otras personas. Generar condiciones de buena onda. Aquí vamos a tener una conjunto de personas que van a querer que todo el mundo se sienta tan miserable, tan lleno de temores, tan acoquinados como ellos están. Tu tienes que liberarte de eso y decir “mira, sabes que más, filo”. Hay que ir para adelante y tener la valentía, carácter para luchar por los temas del futuro. Está elección presidencial no se va a definir en torno a una receta, va a ser una elección de carácter. Eso es lo que otros no se atrevieron a hacer. Si vamos a vivir así, sin atreverse a nada por cuidar los equilibrios, este país está frito. Si alguien esta esperando el acuerdo de los 4 presidentes de los 4 partidos de la Concertación para refundarse por décima vez y preguntarle a Michelle Bachelet que hacer… eso no es querer renovación ni tener carácter. Hay que atreverse.

Presidente Jocelyn Holt

-¿Qué le diría a la gente que piensa que su candidatura es marginal como fue la de Arturo Frei Bolívar el año 1999?
-Mi candidatura no es como la de Arturo Frei Bolívar el año 1999 por varias razones. Yo no soy anti nadie y no estoy aquí para parar a nadie. Ojalá que esta candidatura ayude a que otros se presenten y aumentemos las ofertas, disminuyendo los umbrales e introduciendo incertidumbre en la elección presidencial. Este no es el mismo país del 2000. Yo no me voy a sacar una foto con ningún pariente mío para insinuar que soy la reencarnación de ese pariente, porque no lo soy. Cada uno tiene que vivir su realidad.

-A parte de que ambos fueron presidentes de la FEUC ¿Qué similitud hay entre usted y Giorgio Jackson?
-No lo sé. A ambos nos tocó vivir situaciones muy distintas. Como dirigente estudiantil en la católica viví situaciones muy difíciles. Hubo un estudiante de periodismo que lo asesinaron, 24 expulsados y yo mismo estuve 3 veces encarcelado. Me habría encantando ser estudiante en tiempos normales. Con respecto al movimiento estudiantil, yo empatizo con la necesidad de darle espacios a nuevos rostros. Yo estoy haciendo un quiebre con las alianzas políticas y las generaciones anteriores.

-Como presidente de Chile ¿Cuál sería su primera medida?
-Te agradezco la pregunta. Si yo salgo electo, voy a vivir en La Moneda. Quiero llegar y hacer un nuevo trato para destruir las costras que tienen monopolizado al sistema político. Hay que cambiar el sistema electoral. Debe ser la consecuencia de un nuevo régimen político. Es algo que se hace en 6 meses corrigiendo 5 artículos de la constitución. Un presidente tiene suficiente poder como para no depender de las frondas partidarias. Se necesita una persona que salga de lo tradicional y cambie el sistema…