La investigación en materia anti terrorismo ha dado tumbos en el país. El pakistaní acusado de ser un terrorista terminó libre por falta de pruebas y el bullado caso bombas quedó en menos que un guatapique. Por eso, y para prepararse para la supuesta amenaza global del terrorismo (como diría Bush), el Ministerio del Interior, a través de la División de Estudios encabezada por el ex fiscal Alejandro Peña, organizó el “Curso de formación para Fiscales y Policías en investigaciones complejas y terrorismo”.

Cuatro exponentes españoles, especializados en combatir a ETA, llegaron al país para explicarle a sus pares chilenos cómo se hace la cuestión, aún cuando el propio ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter reconociera en la presentación del curso que el país no enfrenta desafíos terroristas. “Pero eso no quiere decir que no seamos un país preocupado por el terrorismo, porque eso sería miopía, eso sería absoluta falta de visión política”, justificó.

Temprano por la mañana de este miércoles, los expertos españoles le enseñarán a sus pares chilenos aspectos claves en la inteligencia y escucha de grupos subversivos. Desde cómo infiltrar sapos, hasta cómo utilizar modernas microcámaras. Partiendo con cursos como “Introducción al Espionaje I” para fiscales y policías.

En palabras del Subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla, el cursito impartido en la Escuela de Carabineros busca “sentar en una mesa de trabajo a fiscales y policías que tienen a su cargo la investigación de complejas investigaciones en materia de crimen organizado y graves alteraciones del orden público, para conocer la experiencia de España en esta materia”.

Las clases de este mieércoles son sobre “Aspectos operativos y legales de los instrumentos investigativos: los agentes encubiertos; los informantes; los colaboradores de la justicia; la interceptación de las comunicaciones (telefónicas, telemáticas, orales) y la utilización de los modernos dispositivos tecnológicos (micrófonos, microcámaras, balizas, sistema Sitel, etc.).”, según reza el programa. Después de un breve receso, la materia a estudiar será “El uso de Internet y de las nuevas tecnologías por los grupos terroristas: sistemas de comunicación que utilizan”.

Los expertos españoles que vienen a exponer, son dos Fiscales de la Audiencia Nacional, la entidad dedicada a investigar los casos terroristas de toda España, además de dos policías de la Guardia Civil.

El perfil de los expertos

Vicente González Mota es uno de los fiscales que viene a exponer sus experiencias. Fiscal de la Audiencia Nacional, ha logrado condena contra innumerables etarras a lo largo de su carrera. El más reciente hito en su carrera data de julio del pasado 2011, cuando acusa a Arantza Zulueta, abogada de varios acusados del grupo extremista vasco, de ser una más de ETA, luego que la policía le descubriera un pendrive en su oficina con detalles de los “zulos”, lugares donde se esconden armas y explosivos. En julio del mismo año, el fiscal declaró que “no podemos respetar mayorías que justifiquen el uso de la violencia para conseguir sus objetivos políticos”.

Por su parte, Marcelo de Azcárraga Urteaga se desempeñó hasta el 2010 como fiscal antidroga de Pontevedra. Como tal, supervisó operaciones policiales que decomisaron varios kilos de droga y desbarataron varias bandas. En una entrevista en El Comercio de España, reconoce que una de las principales dificultades en la utilización de escuchas telefónicas en la investigación contra el narcotráfico es la “parca regulación de diligencias que supone la invasión de los derechos fundamentales en determinados momentos”.

En tanto, los miembros de la Guardia Civil son el Comandante Blanes González del Servicio de Información de la Guardia Civil, especializado en la investigación del terrorismo de GRAPO, Grupos de Resistencia Antifascista Primero de Octubre. En tanto, el Teniente Coronel Navarrete Paniagua es el Jefe de la Unidad Central Especial nº 2 del Servicio de Información de la Guardia Civil, entidad especializada en la investigación del terrorismo internacional. Ha publicado variados papers sobre la intrusión en grupos terroristas y las operaciones de Al Qaeda en el Magreb Islámico, en el norte de África.

Coffee Break, almuerzo y análisis de explosivos

El curso para ambas policías y fiscales comenzó a impartirse el lunes a las 9 de la mañana con la charla “El fenómeno del terrorismo como amenaza multidimensional y sus diferentes manifestaciones. Concepto de terrorismo y de organización terrorista”. Luego continuó con la clase “Tendencias actuales de la actividad terrorista en la escena internacional. El terrorismo vinculado con el anarquismo y el independentismo radical. Especial referencia a la experiencia española”.

Entre lo más jugoso del programa, destaca la exposición de la experiencia nacional en la investigación de grupos terroristas. La Fiscalía Metropolitana Sur, la misma que alguna vez comandó Alejandro Peña, expuso el lunes sobre su propia historia lidiando con grupos asistema con la charla “Experiencia Chilena en la investigación del fenómeno anarquista. Desafíos para el equipo de investigadores, a la luz de la legislación vigente, técnicas especiales de investigación y sistema probatorio”. En sencillo, recordaron el fracaso en el Caso Bombas, que terminó con 13 acusados sobreseídos.

Otras de las exposiciones más llamativas del curso son “La legislación antiterrorista: los diferentes tipos penales. El adelantamiento de las barreras de protección penal: los delitos de integración y colaboración con organización terrorista; incriminación de las conductas de captación, adoctrinamiento, formación, adiestramiento e incitación pública al terrorismo”, “Medios de prueba más relevantes en la utilización de explosivos para cometer atentados. Análisis y evolución de los diferentes artefactos explosivos empleados”, “Otros tipos penales. Los delitos de financiación del terrorismo y de enaltecimiento de las actividades terroristas” o joyitas diseñadas especialmente para Peña y Hinzpeter como “Investigaciones sobre terrorismo radical independentista y anarquista”.