Tres reclusas resultaron afectadas por el humo debido a un amago de incendio que se registró anoche en la cárcel de mujeres y que obligó a evacuar a un centenar de internas.

“Producto de este humo se generó un incidente en el cual tenemos tres internas lesionadas de menor gravedad que están siendo atendidas en la enfermería”, explicó a los periodistas el comandante del cuerpo de Bomberos Metropolitano Sur, Francisco Ramírez.

El fuego comenzó alrededor de las 00.11 horas del miércoles en la prisión de San Joaquín, en el sur de la capital, y según los primeros indicios se habría originado de forma accidental, producto de una colilla mal apagada o de la mala conexión de algún aparato eléctrico.

Las cárceles sufren altos niveles de hacinamiento y están en el punto de mira desde que el 8 de diciembre de 2010, cuando un incendio acabó con la vida de 81 reos en la cárcel de San Miguel, también en el sur de la capital.

El pasado domingo, un preso murió y dos resultaron heridos al intentar fugarse del penal de Talagante, cerca de Santiago, lo que derivó en un conato de motín del resto de presos que finalmente no pasó a mayores.