Emma Barnett, periodista de The Telegraph, quedó anonanada al leer en la etiqueta de unos pantalones chinos de su pareja, después de las tradicionales recomendaciones sobre el lavado y planchado de una prenda de algodón, “… O dáselos a tu mujer. Es su trabajo”. Tras su peculiar hallazgo, no tardó en escribir un texto contra los ‘pantalones sexistas’.

Tanto su escrito como el tweet de la periodista recibieron una oleada de comentarios. Muchos apoyando el enojo de Barnett, y muchos asegurando que todo se trata de una broma.

Por su parte, la empresa Madhouse, responsable de los pantalones, respondió a los indignados comentarios aduciendo que los jeans en cuestión son elaborados por una compañía con la que trabajan, pero que la leyenda de la discorida en ningún momento fue indicada por ellos, publica Telecinco.e