“Felicidades a la diputada Marcela Cubillos que hoy se casa en segundas nupcias, gracias a la ley de divorcio a la que ella se opuso”. Ese era el mensaje que estos últimos días se copia y pega en las cuentas de twitter de cientos de chilenos, picados con el doble estándar de la nueva esposa de Andrés Allamand.

Los ágiles cibernautas no se olvidan que la ex parlamentaria se opuso a la Ley de Divorcio que se discutió el año 2004, haciendo una defensa del matrimonio que no deja indiferente a nadie.

“Algunos podrán discutir sobre el valor de dichas estadísticas; pero, en conciencia, conociendo el daño que un quiebre matrimonial produce en los hijos, no puedo votar a favor de una iniciativa respecto de la cual existan dudas de que, cuando sea ley, pueda significar el aumento de las rupturas”, dijo entonces Cubillos.