“Diccionario del sexo” suena a una especie de guía explicativa sobre las distintas prácticas eróticas. Pero no es un libro, es una mini serie. ¿De qué canal? Ninguno. Es una serie web escrita y dirigida por el joven director Francesc Morales. “El Diccionario” explica en tono de comedia el significado de nombres tan insinuantes como “El Dragón”, “El Helicóptero” o “El candado Chino”.

-¿De qué se trata la serie “el diccionario del sexo”?
-El diccionario del sexo es básicamente una comedia que a través de distintas técnicas sexuales insólitas busca enseñar sobre los mitos que hay dentro de la sexualidad de los chilenos. Cada historia se enfoca en una pareja que tiene un problema casi cotidiano y que es resuelto mediante estas técnicas.

-¿Cuál es el tipo de escena sexuales que se muestran?
-Las escenas sexuales son básicamente mostradas por la técnica insólita del día. Están “El Dragón”, “El candado Chino”, “La Kournikova chilena”, “El volcán”, etc. En cada capítulo eso se muestra de una manera que no genere morbo. La idea es simplemente resolver una situación que no tiene nada que ver con el sexo. La técnica se explica a través de un infomercial que hace Pamela Leiva en todos los capítulos.

-Disculpa que yo sea un poco cartucho e ignorante en técnicas sexuales, pero ¿En qué consiste “El dragón”?
-El dragón, en la serie, consiste en que básicamente una mujer está haciéndole sexo oral al mejor amigo de su pololo. Llega el pololo y su pololo la va a pillar porque ella tiene el semen en la boca. Finalmente, para que no la pille, hace el dragón para liberarse de lo que tiene en la boca y poder hablar…

-Entonces el dragón sería ¿Escupir el semen que tiene en la boca?
-Jajaja! ¡No pos! Se nota que no cachai nada. El dragón es cuando la mina saca el semen por la nariz. Es como cuando estai comiendo arroz, te sale el arroz por la nariz. Es lo mismo pero con semen…

-Y tú ¿Cómo aprendiste eso?
-¿El dragón? Buuu…. Lo aprendí hace mucho tiempo. Ahora, el detalle exacto sobre cómo aprendí las técnicas sexuales, eso forma parte de mi vida privada. Las tramas son un poco personales y basadas en mi fantasía. Si yo sé ejecutarlas o no, eso solo podría saberlo alguna chica en privado. Pero tampoco es algo de lo que me de cosa hablar. El chileno debe soltarse y hablar de estas cosas sin pudor…

-Pero igual sería un poco vergonzoso hablar de estas cosas por televisión…
-No, fíjate que en noviembre yo fui al programa “¿Quién quiere ser millonario? Alta Tensión” justo cuando estaba buscando inversionistas para este proyecto. Entonces, Diana Bolocco me empezaba a preguntar sobre las técnicas sexuales, y yo le decía “El dragón, El helicóptero” y ella respondía: “¡Ay! ¡Sí! las he escuchado”, lo cual me pareció muy divertido. Aunque no me preguntó mayores detalles. Pero si quisiera saberlos, tiene mi número.

Actrices que quieren chuparlo

-¿Ha sido difícil conseguir actrices para esta serie?
-Ha sido pal pico. Una de las cosas que he conseguido en mi pequeña carrera es conocer a una gran cantidad de actrices, pero eso no me ha servido de mucho. Para el primer capítulo, que es “El Dragón”, hablé como con 13 actrices distintas y me dijeron “me encanta el guión, pero es muy cochino”. Porque en el guión sale “le chupa el pico”. Entonces me preguntan “¿Y tengo que chupársela?” pero evidentemente no es así. Hay que ser estúpido para pensar eso.

-¿Por qué las actrices pueden llegar a pensar eso?
-Puede ser porque yo tengo una fama de ser (supuestamente) pervertido. El otro día unos actores le dijeron a un amigo “¡Oye! ese weón es muy cochino”. Hay gente que cree que yo soy un pervertido. En el largometraje Humanimal, Sebastian Layseca me dijo que le interesaba trabajar conmigo porque yo era un degenerado.

-Y a pesar de este estigma ¿Cuáles son las actrices que aceptaron participar?
-En el primer capítulo tenemos a una actriz emergente. Pero más adelante aparecen Arantxa Bodenhoffer y Simoney Romero…

-¿La de Rojo?
-Sí, la idea es mostrarla en otras facetas. Yo trabajé con Simoney en un teaser de un largometraje que nunca hice. Desde ahí mantuvimos buena onda. Ella es muy sencilla y le encanta actuar.

-¿Cuál es el rol que tiene Simoney?
-Simoney aparece en el capítulo de “El Helicóptero” y es una carabinera sensual que viene a arrestar a una mujer que está teniendo orgasmos en un auto. Ella es la policía del amor. Anda con su traje de policía sexy, con sus esposas peludas, es todo algo muy horny. Ella me alegaba que siempre la ponen en personajes sexuales o de prostituta, porque tiene un estupendo cuerpo. Lamentablemente, en esta serie, sigo estigmatizándola con ese tipo de personajes.

Internet y la censura

-¿Por qué la serie es para Internet?
-Porque tiene que ver con la forma en cómo surgió el proyecto. Yo tuve la idea de hacer un cortometraje de sexo que tuvo bastantes visitas de Youtube. Era un corto que se llamaba “Escort” en que actuaba Carla Jara. Entonces me di cuenta de que había un nicho que no estaba bien explotado en la televisión. La forma en que el sexo es abordado en la televisión, que es lo que la gente más consume, es súper repetitivo. Por el contrario, acá hay un estilo que es más bizarro, degenerado y bastante más divertido.

-Pero si en infieles se muestra tanta carne ¿Por qué aquí no?
-En el caso de esta serie, es porque el mayor lugar donde se ven cosas por Internet es en Youtube. Y si muestras una tetita en youtube, te censuran. Además, las actrices se incomodan cuando hay un desnudo, sobre todo si es algo gratuito. La idea aquí es hacer algo jocoso más que una cosa morbosa. Infieles igual es algo más neutro en ese sentido, porque lo consumen los adolescentes pero no está dirigido a ellos por el horario y porque no deberían verlo. Pero esto es más onda American Pie…

-Un poco más gringo en el fondo…
-Claro, es un humor más americano. Pero siempre manteniendo un tono absurdo, medio bizarro. La idea es que sea todo exagerado, para que las cosas sean mas divertidas que en la realidad. Hay cosas que son medio inverosímiles, pero no es la idea que todo lo que se muestra sea creíble. En este tipo de humor, es excelente la actuación de Pamela Leiva. Que además es muy sensual…

-¿Pero que esa no es la gorda que apareció en el Reality 1810?
-¡Pero ya no es gorda! ¿Cómo preguntai eso? Pamela Leiva actúa muy bien y en esta serie se muestra como un ícono sexual que resalta el cuerpo maravilloso que tiene ahora. La idea es que la gente no la recuerde siempre como la del reality. Aquí hace una cuestión hiper sexualizada y uno se sorprende de lo sensual que puede llegar a ser.

-¿Qué personajes van a participar en los próximos episodios?
-Ramon Llao, Junior Playboy, la Geisha; harta gente de la farándula. Con esta serie la gente aprenderá cosas nuevas de una forma divertida, es como el profesor Rossa, pero sexual. Una vez, un profesor mucho mayor me preguntó “¿Qué estai haciendo?” y le respondí “una serie de sexo”. Lo encontró horrible. Eso me reafirmó que iba por el buen camino.