El alcalde de la región austriaca de Tarsdorf, situada a unos 350 kilómetros de Viena y a la que pertenece el municipio de Fucking, ha aceptado iniciar un debate ciudadano para decidir si el pueblo cambia de nombre.

La decisión del primer edil ha sido la respuesta a una solicitud planteada por un residente de Fucking, que está molesto por la connotación que tiene el nombre al ser traducido del inglés (‘jodiendo’) y por el hecho de que continuamente están desapareciendo del pueblo las señales y carteles con el nombre del municipio.

“Hemos tenidos muchas discusiones sobre este tema en el pasado. Si los residentes quieren cambiar el nombre, podemos discutirlo en el ayuntamiento”, ha dicho el alcalde de Tarsdorf, según ha informado la agencia de noticias italiana Ansa. El residente que ha solicitado el cambio de nombre lo ha justificado porque los habitantes de Fucking están cansados de que les roben el cartel que anuncia el nombre de su municipio a la entrada del mismo.

El debate del cambio de nombre no es una novedad, toda vez que hace varios años esa cuestión fue sometida a consulta pública y los residentes decidieron por mayoría mantener la denominación, a pesar del significado en inglés de la palabra.