La ministra de Bienes Nacionales, Catalina Parot, la rompió. En una entrevista en Las Últimas Noticias apoyó tanto tanto el matrimonio gay como la adopción de niños por parejas homosexuales.

La secretaria de Estado lo dijo en el contexto de la discriminación que existe en Chile, hablando desde su experiencia propia, ya que padece de inmovilidad en ambas piernas, luego de sufrir una poliomielitis, que la dejó con muletas.

¿Entonces me pregunto, ¿no un homosexual moralmente apto para adoptar a un niño? ¿Qué es mejor para un niño, estar en un hogar del Estado o con alguien moralmente apto?”, se preguntó.

La funcionaria, apoyada en su escritorio, explicó que el compromiso adquirido por Piñera durante su campaña, fue precisamente apoyar las uniones de parejas del mismo sexo y de las que conviven sin haberse casado.

Parte de sus dichos los enmarcó en la muerte de Daniel Zamudio a manos de un grupo de neonazis y señaló que “toda discriminación duele”.

“Yo lo siento así porque he sido objeto de discriminación”, apuntó.