El arquitecto Cristián Boza, mano derecha de Sebastián Piñera en el desarrollo del proyecto del Mapocho Navegable, fue echado este lunes de su cargo como Decano de la Facultad de Arquitectura y Arte de la Universidad San Sebastián, después de dar una polémica entrevista en la revista Vivienda y Decoración del Diario de Agustín.

En la nota, publicada el sábado recién pasado, Boza hacía un recorrido por su trabajo profesional hasta llegar a la polémica generada por el edificio de la Universidad San Sebastián en Bellavista. Tras esto, el arquitecto declaró que tenía un proyecto académico especial para el centro de estudios a lo que le preguntaron si la universidad tenía buenos alumnos. Su respuesta fue demoledora:

-No. Porque el perfil de la universidad es C2, C3. Eso es más difícil. Yo me he pegado dos recorridos por Asia y Europa nada más que para configurar un programa de arquitectura top. Reconozco que me equivoqué en un tema y que estoy remontando, y es que no consideré el segmento y el perfil que va a esta universidad; no tiene cultura, no tiene sofisticación, y con mucho respeto lo digo, porque los adoro y nos hemos hecho muy amigos. Son primera generación en la universidad, son por ejemplo hijos de un camionero, de gente vulnerable. Me equivoqué en plantear un esquema muy sofisticado.

Boza es también asesor de la Comisión de Desarrollo Urbano impulsada por el gobierno, que preside Antonia Lehmann y que integran los ministros Rodrigo Pérez Mackenna, de Vivienda y Urbanismo, y Pedro Pablo Errázuriz, de Transportes y Telecomunicaciones, entre otros.

Entre los revolucionarios cambios planteados por Boza a la universidad fue que los alumnos y profesores tengan yoga a primera hora de la mañana y después meditación y artes marciales, “para estudiar relajados y armónicos”.

La entrevista generó malestar entre los alumnos de la universidad, que no se hizo problemas y al final de la tarde comunicó por su cuenta institucional de Twitter @USanSebastian que el Rector Ricardo Riesco, “pidió renuncia de Boza, porque sus declaraciones sobre alumnos, NO interpretan a la Dirección Superior USS”.