La directiva de Renovación Nacional, que enfrenta un nuevo periodo liderada por el senador Carlos Larraín, tras ser electa el pasado sábado se planteó distintos desafíos, como “encabezar” una reforma al sistema político, para lo cual, se propuso “profundizar” una relación con la Democracia Cristiana.

El vicepresidente de RN, senador Francisco Chahuán manifestó que “estamos trabajando juntos con la Democracia Cristiana. Nosotros vamos a profundizar esa relación con la Democracia Cristiana, donde ha habido un llamado de los dos partidos del centro político de Chile para los efectos de generar reformas que nos permitan aumentar el empoderamiento ciudadano, modificar el régimen político y, por supuesto, también modificar el sistema electoral. Y en ese sentido, nosotros vamos a profundizar en esa línea de acción”.

De paso, aclaró que de momento el acuerdo con el partido presidido por Ignacio Walker sólo es de “contenido, de visión de país, y no electoral, aunque nos gustaría que en el mediano y largo plazo pudiera transformarse en algo más”.

“Lo cierto es que por ahora es un acuerdo político que busca profundizar nuestra democracia y que busca, adicionalmente, establecer un régimen político donde haya mayor contrapeso entre el poder Ejecutivo y el Legislativo, y también un mayor empoderamiento ciudadano y un control ciudadano en la actividad pública”, añadió.

Cabe precisar que mientras en RN se apunta a esta relación con la DC, dentro del “centro político”, el nuevo presidente del PPD, Jaime Quintana aspira a fortalecer la izquierda.

Pese a ello, en una entrevista dijo que “nos interesa cuidar la relación con la DC”.