Esta tarde el Gobierno Regional del Maule dio a conocer que la justicia local revocó la orden de no innovar y mandó a cerrar las compuertas de la Laguna El Maule, impidiendo el uso de las aguas por parte de Endesa.

De esta manera se favorece a los agricultores de la Séptima Región que desde hace varios días protestaban por el sobreuso del recurdo hídrico por parte de la multinacional energética.

Según señala Radio Biobío, la noticia provocó alegría en la gente que se estaba manifestando en el kilómetro 269 de la Panamericana Sur, donde se esperaba un nuevo corte de ruta si el fallo era adverso.

A pesar de lo acontecido en tribunales los voceros del movimiento aseguraron que depondrán las movilizaciones luego de comprobar insitu que las compuertas de la laguna se cierren.

“La gente se mantiene en estado de alerta máxima” aseguraron dirigentes de los agricultores.