Francisco Javier Errázuriz Ovalle, hijo de Francisco Javier Errázuriz Talavera, Fra-Fra, trató de filetearse al ministro de Obras Públicas Laurence Golborne en la Contraloría por haber aparecido junto a un fiscal del Ministerio Público de Pozo Almonte, en septiembre de 2011, cuando descubrieron que la minera Cosayach robaba agua en las zonas de Negreiros y Cala-Cala.

La presentación ante el organismo fiscalizador estuvo a cargo del abogado Cristián Rosselott, quien buscaba que la entidad revisora se pronunciara sobre el comportamiento funcionario del siempre risueño presidenciable de la UDI.

Luego de revisar los antecedentes, la entidad dirigida por Ramiro Mendoza, indicó a través de un dictamen que publica The Clinic Online, que no podía inmiscuirse en el tema, debido a que el mismo Fra-Fra junior se había querellado contra Golborne. Por esta razón, como se trata de un “asunto litigoso”, declinó la opinión jurídica.

La justicia actúa

Hay que recordar que la fiscalía de Pozo Almonte, luego de investigar por casi dos años, descubrió 39 pozos de extracción ilegal de agua, por lo cual decidió formalizar a Errázuriz Ovalle por el delito de usurpación -al menos desde 2003-, información publicada por este medio en marzo pasado.

De un tiempo a esta parte, la familia Errázuriz ha tenido varios problemas con la justicia. El “pater familia” se encuentra actualmente imputado por trata de personas e inmigrantes en el Ministerio Público de la VI Región por el caso de un grupo de trabajadores paraguayos.

Junto a Fra-Fra están formalizados su abogada María Paz Guerra y el ciudadano paraguayo Blas Cardozo, todos respecto de 55 casos de adultos y dos menores.

El hombre que asegura haber hecho su fortuna gracias a los “pollitos”, junto al mismo abogado Rosselott, se querellaron en contra de los fiscales que llevaron el caso a la justicia.

Lea el dictamen de Contraloría

Fra Fra contra Golborne