El 6° Juzgado Civil de Santiago notificó ayer al alcalde Zalaquett para que suspenda provisionalmente las obras que se ejecutan en la Plaza Yunga por la Municipalidad de Santiago. La acción judicial responde a la demanda que efectuó la agrupación Vecinos por la Defensa del Barrio Yungay en contra de Zalaquett por los trabajos de remodelación que la municipalidad inició en el mes de mayo en la plaza.

En un reportaje de este medio, se mostró la problemática que había generado la intervención de la plaza, protegida por la ley de Monumentos Nacionales por encontrarse en el corazón de una Zona Típica. Por esta razón, la municipalidad debía haber contado con la aprobación del Consejo de Monumentos para iniciar sus obras, cosa que no sucedió y generó el conflicto de los vecinos con Zalaquett,

En el artículo 30° de esta ley, se establece que para hacer construcciones nuevas o ejecutar obras de reconstrucción se requerirá la autorización previa del Consejo de Monumentos Nacionales. La agrupación de vecinos se quejó porque el municipio no había solicitado este permiso. Inicialmente, la municipalidad se defendió argumentando que solo se trataba de una “mantención”.

Pero el propio Consejo de Monumentos aclaró que incluso para obras de mantención se requiere de un permiso especial. El Secretario Ejecutivo del Consejo, Emilio De la Cerda explica que “las obras de mantención deben solicitar el visto bueno del Consejo previo a su ejecución”.

La notificación judicial que obliga a paralizar las obras es recibida como una victoria por la agrupación de vecinos de la plaza, quiénes incluso llaman a celebrar lo que consideran un “histórico logro ciudadano” con una Asamblea para este sábado a las 16 horas. Rosario Carvajal, dirigenta de la agrupación considera que “los vecinos hemos conseguido doblarle la mano a Zalaquett. Quien no solo ha violado la ley, sino que también ha actuado con prepotencia y descalificaciones a los vecinos. Pero ahora, tendrá que responder ante la justicia, igual que cualquier persona”.

Aunque la notificación emitida ayer obliga a la Municipalidad a detener las obras, el jefe de prensa de la municipalidad de Santiago, César Zapata, señala que las obras se encuentran paralizadas desde la última semana de mayo. Explica que, más allá de las acciones judiciales, el municipio está esperando la resolución final del Consejo de Monumentos.

Lo que determine el Consejo de Monumentos, podrá permitir que continúen las obras o que se decrete la necesidad de recuperar la Plaza de la manera lo más fiel posible a su estado anterior a las obras, como esperan los vecinos. Carvajal comenta que “hay cosas que ya se perdieron para siempre, como árboles centenarios y madera de bancas que la municipalidad destruyó, pero todavía se puede recuperar la estructura de la plaza”.

La notificación judicial citó a las partes a una audiencia fijada en principio para el próximo martes 19 de junio de 2012 a las 9 horas. Para esa oportunidad, los dirigentes vecinales esperan encontrarse cara a cara con Zalaquett.