El presidente de la federación de sindicatos de Metro, Eugenio Valenzuela Arriagada, denunció que debido al mal funcionamiento del Transantiago y a una deficiente política laboral de la empresa, los trabajadores experimentan el peor clima laboral de la historia, lo que advirtió se puede traducir en un aumento de los accidentes en el transporte de pasajeros.

“El clima laboral hoy día en el Metro es el más malo de la historia, comparable sólo con los tiempos de la dictadura y en determinados tiempos de la dictadura”, recalcó.

El dirigente resaltó que si bien las autoridades aún leen la situación como un problema de los trabajadores, “nuestro temor es que esto se empiece a reflejar en la seguridad del transporte de pasajeros. Si no solucionamos estos problemas, que no quepa la menor duda de que los accidentes van a ir in crescendo y con el consabido riesgo para el traslado de personas. Esa es nuestra gran preocupación”, recalcó.

Valenzuela detalló que entre los principales problemas con la empresa figuran la interminable restructuración, la política de compensaciones y desempeño, capacitaciones superficiales y dotaciones muy ajustadas que sobrecargan los turnos no sólo en las horas punta.

“La reestructuración ha sido tan poco acotada que todos los trabajadores de Metro siente que su fuente laboral está en peligro y como se mantienen en el tiempo lleva a que la gente hoy día se está enfermando debido al estrés prolongado”, advirtió.

El sindicalista detalló que las licencias por razones psicológicas se han incrementado de un 3 a un 12% anual y que existe “una cifra negra” que no se manifiesta por temor a despidos.

El dirigente aseguró que estos problemas se lo han planteado en reiteradas ocasiones a la gerencia, pero dijo que “ya nos cansamos de compartir diagnósticos” porque la respuesta sistemática ha sido la de “relativizar lo que los trabajadores están planteando”.

“Nosotros les hemos dicho a ellos de que nosotros queremos ser parte de la solución. Nosotros no queremos atrincherarnos en contra de la autoridad. Queremos que en forma conjunta podamos encontrar las soluciones que metro necesita para los trabajadores y para el servicio de pasajeros”, enfatizó.

Valenzuela advirtió que “el Transantiago sigue funcionando mal, pero se agregó este otro problema que tienen que ver con la administración que Metro hace de sus trabajadores. Nosotros tenemos claro que Metro hoy día no tiene donde mucho mejorar para recibir más pasajeros. Aquí hay que cambiar la política de transportes de Santiago”.

Los principales dirigentes sindicales de Metro se entrevistaron esta mañana con el diputado del PPD, Tucapel Jiménez, y del PC, Guillermo Teillier, a quien pidieron interceder en el problema y facilitar para que sus demandas sean escuchadas en las comisiones de Transporte, Derechos Humanos y del Trabajo.

Para Teillier, “este caos se generó con el Transantiago y los gobiernos anteriores no lo solucionaron, éste tampoco lo está solucionando y vemos hoy como se está deteriorando el Metro cada día más por el impacto del mal funcionamiento del Transantiago”.

“Además da la impresión. Y esto lo vamos a fiscalizar como cámara, que el Metro está usando una mala política para solucionar este problema. Está tensando la cuerda con los trabajadores. La empresa debiera reconsiderar lo que está haciendo, dialogar y tomar en cuenta a los trabajadores”, recalcó.