Una respuesta inmediata tuvieron las declaraciones de Manuel González, gerente de Productores de Salmón de Magallanes y Antártica Chilena, quien hace un par de días declaró que habían varios proyectos de acuicultura detenidos por culpa de un decreto que no liberaba un sector del Parque Nacional Bernardo O’Higgins para instalar nuevas faenas.

La polémica tomó vuelo con las declaraciones de González, en el contexto de que el 4 de mayo pasado, en una visita a la zona, el subsecretario de Pesca, Pablo Galilea (famoso por sacarle la madre a un lonko mapuche), quien dijo que esperaba que se modifiquen los límites del parque para hacer viable la salmonicultura o de lo contrario, “es ponerle candado a ésta”.

Según Galilea, el decreto de hace tres años emanado de Bienes Nacionales limita en el Parque Nacional Bernardo O’Higgins las áreas de mar declaradas como aptas para la acuicultura (AAA), quedando a cargo de la Conaf y la protección de los parques una gran extensión para esas actividades.

“En este momento hay varios proyectos paralizados por el tema de los parques nacionales, donde se han producido algunos conflictos por lo que aún no hay nada concreto. Actualmente hay nueve centros funcionando y la idea es tener a doce más, los que estarían paralizados”, dijo González, en alusión a las concesiones en pausa.

Los dichos de González tuvieron eco en los parlamentarios de oposición de la zona, la diputada Carolina Goic y el senador Pedro Muñoz, quienes calificaron el hecho de “inaceptable” al tratar de modificar los límites del Parque Nacional Bernardo O Higgins para instalar los centros de cultivo.

“Los intereses de los empresarios salmoneros no pueden pasar por sobre el resguardo y preservación de nuestro patrimonio ambiental y natural, depredando la riqueza que pertenece a todos los magallánicos”, dijo Goic, al tiempo que llamó al subsecretario de Pesca, Pablo Galilea, a respetar el proceso de zonificación del borde costero que se realizó en Magallanes.

“Me llama mucho la atención que tras un largo proceso hoy el Subsecretario de Pesca plantee que es necesario modificar los límites del parque. No podemos dejar que los intereses de la industria de la salmonicultura pasen por sobre el resguardo y preservación de nuestro patrimonio ambiental y natural, depredando la riqueza que pertenece a todos los magallánicos”, señaló la parlamentaria DC.