Los regagaetoneros Jowell y Randy están siendo investigados por la DEA (el departamento norteamericano antidrogas) ya que participaron de una fiesta organizada por un narco colombiano.

Además de Jowell y Randy, otros cinco puertorriqueños -entre los que también está Arcángel- actuaron en la boda de Camilo Torres, alias “Fritanga”.

Los siete boricuas podrían ser interrogados próximamente por la DEA, dijo a AP un agente especial de ese organismo.

“Definitivamente vamos a examinar el asunto”, detalló el funcionario, que aseguró que Torres “es un prominente narcotraficante”.

Para la fiesta -que iba a durar una semana-, Torres quería desembolsar cerca de dos millones de dólares, pero las autoridades colombianas lo arrestaron en un operativo realizado durante la ceremonia.

Torres contaba con una identidad falsa, luego de falsificar un certificado de defunción en 2010.

Con esta investigación, la DEA quiere saber cómo se contrató a los artistas, el cachet que recibieron y el traslado gasta la isla de Mucara, Colombia, donde se hizo la boda.

“Esta persona era un narco importante, y que siete puertorriqueños anduvieran allá, aunque digan que sólo trabajaban o actuaban, está perfecto, pero no es el escenario típico”, indicó Janer.

El representante de uno de los investigados, Arcangel, declaró que los agentes de la DEA son bienvenidos para conversar con el artista y sacarse todas las dudas que tengan sobre su participación en la boda de Torres.