El animalito, que presentó cuatro ojos, dos hocicos, dos orejas y dos tráqueas, murió al primer día de nacer. Para la dueña, “nos sorprendió pero era muy bonito”.

El gatito fue alumbrado junto con otras 5 crías y fue el único que presentó la malformación.

El felino, que lamentablemente murió el primer día de vida, nació con caras, cuatro ojos, dos hocicos, dos orejas y dos tráqueas que llevan a una garganta común.

Según señala el portal RT, la madre parió 5 crías, una de los cuales tenía un hermano siamés que no se desarrolló completamente. El animal recibió el nombre de Gemini.

‘Nos quedamos muy sorprendidos cuando encontramos a Gemini entre los otros, pero creo que es muy bonito”, dijo la dueña del animal.