Vecinos del sector El Triángulo de Hualpén, que denuncian ser afectados por malos olores emanados de la empresa ENAP Refinería Biobío, acompañados del senador del MAS, Alejandro Navarro, y patrocinados por el abogado Adolfo Ortega, entablaron un recurso de protección, por los episodios de contaminación del pasado 20 de junio y 1 de julio.

Según el parlamentario, el “proceso judicial que abriremos para solicitar de manera inmediata un programa integral de evaluación de estos críticos eventos de contaminación que también afectaron a alumnos de tres escuelas próximas a la refinería, que tuvieron que abandonar los establecimientos, y que al igual que muchos vecinos, producto de vómitos, dolores de cabeza, tuvieron que ser derivados urgentemente a centros de salud”.

Navarro además aseguró que se solicitará que se fiscalice y supervise por parte de la Superintendencia de Medio Ambiente y la autoridad sanitaria todos los procesos productivos de la empresa ENAP Biobío.

Según el legislador, la firma “ha llevado adelante acciones que son ilegales en el marco del artículo 1° de la Ley 19.300 sobre Bases Generales del Medio Ambiente; allí se explicita el derecho a vivir en un medio ambiente libre de contaminación, la protección del medio ambiente, la preservación de la naturaleza y la conservación del patrimonio ambiental, puntos que en estos casos han sido vulnerados por los eventos de emisiones tóxicas que han dañado nuestro entorno medioambiental”.

Además, el senador especificó que “por lo anterior es que recurriremos al amparo de la Ley 19.300, que en su artículo 2°, letra d, señala que contaminante es todo elemento, compuesto, sustancia, derivado químico o biológico, energía, radiación, vibración, ruido o una combinación de ellos, cuya presencia en el ambiente, en ciertos niveles, concentraciones o períodos de tiempo, pueda constituir un riesgo a la salud de las personas, a la calidad de vida de la población, a la preservación de la naturaleza o a la conservación del patrimonio ambiental; cuestión que así ha ocurrido en las poblaciones aledañas a ENAP en Hualpén, hechos que han sido testimoniados”.